Go to Contents Go to Navigation

(ANÁLISIS) Las películas de Bong Joon-ho buscan el equilibrio entre los valores comercial y artístico

Cultura y Deportes 26/05/2019 17:02
La foto, proporcionada por CJ Entertainment, muestra una escena de la película "Parasite" del director Bong Joon-ho.

Cannes, Francia, 25 de mayo (Yonhap) -- El autor surcoreano Bong Joon-ho, que ha ganado, el sábado (hora de Francia), el premio mayor del 72º Festival Internacional de Cine de Cannes, es conocido por sus obras que satisfacen los gustos comerciales y artísticos.

Sus películas a menudo utilizan metáforas pero no son demasiado difíciles de entender, no solo para los críticos de cine, sino que tampoco para el público.

A lo largo de su filmografía, Bong arroja luz sobre cuestiones sociales crónicas, como el materialismo y la división de clases, a través de analogías y sin dejar de ver a los débiles con una mirada cálida y con buen humor.

En su primer largometraje, "Barking Dogs Never Bite" (Perro ladrador, poco mordedor), estrenado en el año 2000, Bong transmitió su mensaje satírico sobre la sociedad surcoreana de una manera cómica. En la historia de un profesor universitario que secuestra perros que ladran en su edificio de apartamentos, Bong contrasta un complejo residencial ordinario con el triste y sombrío sótano del edificio.

Su drama policial del 2003, "Memories of Murder" (Crónica de un asesino en serie), basado en la historia real de notorios asesinatos en serie, fue bien recibido por la crítica y el público, ayudando a Bong a obtener los medios y la aprobación crítica tanto en el país como en el extranjero.

Tres años después, Bong consiguió el éxito de taquilla "The Host", que fue la película surcoreana más taquillera hasta ese entonces.

Inspirada por un incidente de material tóxico arrojado en una base militar de Estados Unidos en Seúl, la película de gran presupuesto de Bong logró mantener la tensión entre el miedo, sus risas y su sátira. Fue su primera película sobre temas medioambientales, que sigue siendo un tema clave de su trabajo.

"The Host" llevó al versátil director a encontrarse por primera vez con el Festival de Cine de Cannes, que se proyectó en la Quincena de realizadores del evento.

En la imagen se muestra una escena de "The Host", estrenada en 2006.

En "Mother", estrenada en 2009, Bong dirigió su mirada hacia la locura y el horror humano. Cannes invitó a la película a su sección oficial "Una cierta mirada".

Luego, el director realizó algunos experimentos. Bong fue a Hollywood, donde dirigió la película de acción y ciencia ficción en inglés, "Snowpiercer" (Rompenieves), en 2013. Aquí, ilustró la jerarquía social a través de la imagen del tren dividido, mezclando humor, suspense y acción, así como las preocupaciones sociales y medioambientales.

En su película de acción y aventuras de 2017, "Okja", lanzada en Netflix, volvió a presentar sus críticas a la vida y al capitalismo.

La imagen, proporcionada por Netflix, muestra un póster de "Okja".

La ganadora de Cannes, "Parasite" gira en torno a la familia pobre de Ki-taek, que vive en un sótano precario y mugriento. La familia se involucra en una serie de incidentes después de que el astuto hijo consiguió un trabajo como tutor para una familia adinerada que reside en una mansión opulenta y llamativa.

Su interpretación sobre el tema de los ricos y los pobres atrajo al jurado de Cannes y a los medios de comunicación.

Bong se describió a sí mismo como un director de cine de género al que no le gusta seguir las reglas de las películas de género.

En una conferencia de prensa en Cannes, el miércoles, respondiendo a una pregunta sobre si pretende subvertir ciertos géneros en una película, el director dijo que se centra en el matiz de una situación y que, aunque la gente está familiarizada con la categorización de películas en géneros, él como director no es consciente de ello.

adrian@yna.co.kr

(FIN)

Inicio Subir