Go to Contents Go to Navigation

(AMPLIACIÓN) Corea del Sur conmemora el 10º aniversario del fallecimiento del expresidente Roh

Últimas noticias 23/05/2019 16:28
El 23 de mayo del 2019, los surcoreanos visitan el pueblo de Bongha en Gimhae, a unos 450 kilómetros al sudeste de Seúl, con motivo del 10º aniversario de la muerte del expresidente Roh Moo-hyun.

Seúl/Gimhae, 23 de mayo (Yonhap) -- Este jueves ha tenido lugar un servicio conmemorativo para celebrar el 10º aniversario de la muerte del expresidente surcoreano Roh Moo-hyun, en el que los surcoreanos han lamentado la muerte, en 2009, del líder liberal, quien desafió las divisiones regionales y el autoritarismo.

La ceremonia se celebró, a las 2:00 p.m., en el pueblo de Bongha en Gimhae, cuna de Roh, a unos 450 kilómetros al sudeste de Seúl, a la que asistieron la primera dama, Kim Jung-sook, políticos, funcionario y civiles.

Roh se suicidó, el 23 de mayo de 2009, arrojándose al vacío desde un acantilado situado tras su residencia rural -en la que vivía desde su jubilación-, en medio de una investigación de la fiscalía por las acusaciones de que los miembros de su familia aceptaron fondos ilegales.

Roh, quien fungió como presidente de Corea del Sur entre los años 2003-2008, fue un político liberal que luchó para desafiar las divisiones regionales y autoritarias.

Los participantes asistieron al evento en un ambiente solemne, llevando viseras amarillas, un color simbólico que representa a Roh.

Los asistentes al servicio incluyeron también al primer ministro, Lee Nak-yon, los líderes del gobernante Partido Democrático y de tres partidos opositores, ministros del Gobierno y funcionarios presidenciales.

La imagen, tomada el 23 de mayo del 2019, muestra una corona de flores de condolencia, enviada por el presidente surcoreano, Moon Jae-in, que se encuentra situada frente a la tumba del expresidente surcoreano Roh Moo-hyun en la ciudad sudoriental de Gimhae, para conmemorar el 10º aniversario de su muerte el mismo día.

Hwang Kyo-ahn, jefe del principal partido opositor, el Partido de Libertad Surcoreana, no asistió al evento, pero el partido conservador envió una delegación de sus legisladores.

Entre los asistentes también estuvo el expresidente estadounidense George W. Bush, cuyo período como presidente coincidió con el de Roh.

Bush, quien llegó el miércoles a Seúl, expresó su intención de asistir a la ceremonia a través de Poongsan Corp., una firma de defensa local, que es conocida por tener lazos estrechos con la familia Bush.

El expresidente estadounidense trajo un retrato de Roh que pintó él mismo y pronunció un panegírico de cinco minutos, en el que dijo que pintó a un hombre amable y compasivo, que respetó los derechos fundamentales de todos los ciudadanos, y añadió que hoy reza para que su visión para los derechos humanos en Corea se extienda hacia el norte de la frontera.

Asimismo, dijo que pintó un líder fuerte que no temía expresar su opinión, incluso al presidente de Estados Unidos. Apuntó que los dos tuvieron diferencias, pero que ningún desacuerdo superó su creencia compartida sobre la importancia de la relación Corea del Sur-EE. UU., y agregó que trabajaron duro para consolidar la alianza.

El 23 de mayo del 2019, el expresidente estadounidense George W. Bush (dcha.) consuela abrazando a la ex primera dama Kwon Yang-suk, durante la ceremonia de conmemoración del 10º aniversario de la muerte de su esposo, el expresidente Roh Moo-hyun, celebrada en el pueblo de Bongha en Gimhae, a unos 450 kilómetros al sudeste de Seúl.

La abrupta muerte de Roh causó una enorme muestra de dolor a nivel nacional hace una década.

La Fundación Roh Moo-hyun dijo que preparó varios eventos conmemorativos, dado que cree que ahora es el momento de avanzar tras su luto.

jisooaw@yna.co.kr

(MORE)(FIN)

Inicio Subir