Go to Contents Go to Navigation

Biegun: Las puertas siguen abiertas para los diálogos nucleares con Corea del Norte

Cumbre Intercoreana 10/05/2019 16:36
La ministra de Asuntos Exteriores de Corea del Sur, Kang Kyung-wha (dcha.), posa para una foto con el representante especial de EE. UU. para la política sobre Corea del Norte, Stephen Biegun, durante su encuentro celebrado, el 10 de mayo del 2019, en el complejo gubernamental, en Seúl. (Imagen del cuerpo de prensa)

Seúl, 10 de mayo (Yonhap) -- El representante especial de Estados Unidos para la política sobre Corea del Norte, Stephen Biegun, ha dicho textualmente, este viernes, que las puertas siguen abiertas para que Corea del Norte regrese a las negociaciones nucleares, pese al lanzamiento de dos misiles de Pyongyang el día anterior.

Biegun hizo los comentarios durante su visita de cortesía a la ministra de Asuntos Exteriores surcoreana, Kang Kyung-wha, en medio de las preocupaciones de que los pasos en escalada del Norte podrían descarrilar los esfuerzos en curso de los aliados para traer una paz duradera a la península dividida.

Justo cinco días después de lanzar proyectiles múltiples, el Norte disparó misiles de corto alcance el jueves, poniendo en peligro los pasos de Seúl para proporcionar asistencia de alimentos a Pyongyang como un posible catalizador para la reanudación de las negociaciones nucleares entre Corea del Norte y Estados Unidos.

Según un comunicado de prensa del ministerio, Biegun dijo que las puertas siguen abiertas para el regreso de Corea del Norte a las negociaciones, mientras evaluó la situación actual como un momento muy crítico para seguir con la comunicación y la cooperación entre el Sur y Estados Unidos.

Las negociaciones entre Pyongyang y Washington han alcanzado un estancamiento desde que la segunda cumbre entre el presidente del Comité de Asuntos de Estado de Corea del Norte, Kim Jong-un, y el presidente estadounidense, Donald Trump, acabara fracasando en estrechar las brechas sobre el ámbito de la desnuclearización de Pyongyang y el alivio de las sanciones de Washington.

Kang expresó la preocupación de que los lanzamientos norcoreanos del jueves no serán de ayuda, en absoluto, a los esfuerzos para mejorar los lazos intercoreanos y reducir la tensión militar.

El ministerio informó que Kang enfatizó la importancia de tener diálogos serios entre el Sur, el Norte y EE. UU. para una desnuclearización completa de la península coreana y el establecimiento de la paz duradera.

Lee Do-hoon (izda.), representante especial para los asuntos de paz y seguridad de la península coreana en el Ministerio de Asuntos Exteriores surcoreano, y Stephen Biegun, representante especial de Estados Unidos para la política sobre Corea del Norte, posan para una foto, el 10 de mayo del 2019, en el edificio de la Cancillería, en Seúl.

En una aparente señal de precaución de EE. UU. en su mensaje público, se canceló el plan de permitir a la prensa cubrir los comentarios de apertura de Biegun durante la visita de cortesía.

Asimismo, Biegun suspendió la disponibilidad de una conferencia de prensa que había planeado mantener tras la sesión del grupo de trabajo, dijo una fuente diplomática en el país.

Tras la visita de cortesía, Biegun y su homólogo surcoreano, Lee Do-hoon, presidieron una reunión del "grupo de trabajo" conjunto con los fines de coordinar los enfoques de los aliados sobre la desnuclearización de Corea del Norte, la ayuda humanitaria, la implementación de las sanciones y las relaciones intercoreanas.

Aparte del personal de la Cancillería, también asistieron a la reunión del grupo de trabajo funcionarios de los ministerios de Defensa, Unificación y la oficina presidencial, Cheong Wa Dae.

El lado estadounidense incluyó a Alex Wong, subsecretario de Estado adjunto para Corea del Norte en el Departamento de Asuntos de Asia Oriental y el Pacífico, y Allison Hooker, directora para Corea del Consejo de Seguridad Nacional de la Casa Blanca.

Aparentemente, los crecientes pasos militares del Norte fueron un tema central en la agenda del grupo de trabajo, ya que tanto el presidente surcoreano, Moon Jae-in, como el presidente estadounidense, Donald Trump, han mostrado su inquietud al respecto.

Durante una entrevista realizada el jueves, Moon advirtió a Pyongyang de que tales pasos dificultarían la fase de negociaciones. Trump dijo que EE. UU. está monitorizando al Norte "muy seriamente" después de su lanzamiento de proyectiles, añadiendo que no cree que el régimen esté preparado para negociar.

Se esperaba que la reunión del grupo de trabajo se centrase en la asistencia humanitaria, ya que Seúl la ha perseguido como un catalizador para persuadir a Pyongyang a regresar a la mesa de diálogo, en un momento de pobreza primaveral en el Norte, afectado por una falta grave de alimentos.

Según la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura y el Programa Mundial de Alimentos, el Norte produjo 4,9 millones de toneladas de cultivo el año pasado, el nivel más bajo en una década, y necesita 1,36 millones de toneladas de asistencia alimentaria del exterior.

Queda por ver si los aliados pueden avanzar sus discusiones sobre la asistencia de alimentos en medio de una crítica persistente sobre tal asistencia, a raíz de los militares norcoreanos.

Diciendo que el respaldo de EE. UU. para la asistencia alimentaria tuvo lugar antes de los lanzamientos del jueves, Moon hizo hincapié en la necesidad de un entendimiento y consenso público, y discusiones entre los partidos gobernante y opositores antes de que se concrete la asistencia.

Biegun planea reunirse también este viernes con el ministro de Unificación, Kim Yeon-chul.

Asimismo, planea reunirse con Chung Eui-yong, director de la Oficina de Seguridad Nacional de Cheong Wa Dae, o Kim Hyun-chong, segundo jefe adjunto de la misma.

Biegun regresará el sábado a Washington tras su viaje de cuatro días.

jisooaw@yna.co.kr

(FIN)

Inicio Subir