Go to Contents Go to Navigation

(AMPLIACIÓN) Kim y Putin inician su primera cumbre sobre la desnuclearización y cooperación económica

Últimas noticias 25/04/2019 14:31
La foto de AFP y Yonhap muestra al líder norcoreano, Kim Jong-un (izda.), y el presidente ruso, Vladímir Putin, estrechándose la mano antes de sostener su reunión cumbre bilateral, el 25 de abril de 2019, en Vladivostok, Rusia.

Vladivostok, Rusia, 25 de abril (Yonhap) -- El presidente del Comité de Asuntos de Estado norcoreano, Kim Jong-un, y el presidente de Rusia, Vladímir Putin, han iniciado este jueves su primera reunión cumbre en la ciudad de Vladivostok, del Extremo Oriente ruso, en la que se espera que la resolución pacífica del dilema nuclear de Pyongyang sea un tema principal de la agenda.

La cumbre tan esperada es considerada como una prueba importante del alcance diplomático de Kim, destinado a romper un bloqueo en las negociaciones de Corea del Norte con Estados Unidos, reduciendo la presión de las sanciones y catalizando su iniciativa para el desarrollo económico.

Kim y Putin se reunieron, a las 2:05 p.m. (hora local), en la Universidad Federal del Lejano Oriente, situada en la isla Russki, en la ciudad portuaria del Pacífico, en donde sus banderas nacionales están izadas, la seguridad está intensificada y la bahía Ajax cercana se encuentra cerrada para evitar cualquier acercamiento sospechoso.

En sus palabras de apertura, Kim dijo que la cumbre con Putin será "significativa" en los esfuerzos conjuntos para resolver los asuntos de la península coreana, añadiendo que la atención del mundo se centra actualmente en los asuntos de la península coreana.

Asimismo, el líder norcoreano señaló, refiriéndose a la cumbre, que cree que serán unos diálogos muy significativos para evaluar juntos las políticas sobre la península coreana, compartir las opiniones mutuas y trabajar juntos para hacer ajustes e investigación en el futuro.

Putin expresó su apoyo a los esfuerzos actuales para los diálogos intercoreanos y la mejora de las relaciones entre Pyongyang y Washington.

También expresó su deseo de que, con motivo de la visita de Kim a Rusia esta vez, los lazos bilaterales se desarrollen, y que ambas partes puedan hallar una buena solución para resolver la situación de la península coreana, agregando que cree que podrán continuar esta tendencia y este cambio que se están desarrollando positivamente hoy en día.

Kim llegó en tren a Vladivostok, el miércoles por la tarde, para efectuar su primer viaje al extranjero desde el colapso de su segunda cumbre con el presidente estadounidense, Donald Trump, celebrada a finales de febrero, en Hanói, Vietnam.

Desde la última cumbre con Trump sin ningún acuerdo, Kim ha estado tratado de acercarse a sus principales partidarios poderosos -China y Rusia-, mientras que exige la flexibilidad en la postura de línea dura de Washington en las estancadas negociaciones nucleares.

Según el Kremlin, Kim y Putin mantendrán primero una reunión bilateral y, posteriormente, sostendrán una cumbre extendida junto con los miembros de sus delegaciones. También tendrá lugar una recepción oficial.

El servicio de noticias ruso RIA Novosti informó, citando una fuente, que los líderes sostendrán diálogos durante unas cuatro horas -una sesión bilateral de una hora, seguida por una reunión extendida de tres horas-.

La comitiva de Kim incluye a dos vicepresidentes del Comité Central del gobernante Partido de los Trabajadores de Corea del Norte, Kim Phyong-Hae y O Su-yong, y a los jefes diplomáticos, Ri Yong-ho y Choe Son-hui, según la Agencia Central de Noticias de Corea del Norte. También se encuentra Ri Yong-gil, jefe del Estado Mayor General del Ejército Popular de Corea del Norte.

Se espera que la delegación rusa haya incluido al vice primer ministro, Yury Trutnev, el ministro de Asuntos Exteriores, Sergey Lavrov, el ministro de Transporte, Yevgeny Dietrich, y el ministro para el Desarrollo del Extremo Oriente ruso, Alexander Kozlov, según el medio ruso.

Se espera que la agenda de la cumbre se centre en los esfuerzos para la paz en la península coreana, la cooperación económica y los lazos bilaterales.

La cumbre de Vladivostok es la primera entre los líderes de los dos países en ocho años, después de que el líder norcoreano por aquel entonces, Kim Jong-il, padre del líder actual, se reuniera con el presidente ruso, Dmitry Medvedev, en 2011.

La última diplomacia de cumbres forma parte de la expansión diplomática que el líder norcoreano ha lanzado, el año pasado, para aliviar el aislamiento global y avanzar su agenda económica, tras su afirmación, a finales del 2017, de haber completado la fuerza nuclear estatal.

Tras la cumbre, Kim tiene previsto realizar una visita a Vladivostok y su vecindad, y se espera que regrese el viernes o el sábado a casa.

felicidades@yna.co.kr

(FIN)

Palabras clave
Inicio Subir