Go to Contents Go to Navigation

Embajador de EE. UU.: La cumbre de Hanói fue una elección entre 'un acuerdo muy malo y ningún acuerdo'

Últimas noticias 22/04/2019 22:05
El embajador de Estados Unidos ante Corea del Sur, Harry Harris, habla durante una conferencia de prensa celebrada en Seúl el 22 de abril de 2019.

Seúl, 22 de abril (Cuerpo de prensa conjunto-Yonhap) -- La cumbre de febrero entre el presidente del Comité de Asuntos de Estado de Corea del Norte, Kim Jong-un, y el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, se trataba de elegir entre "un acuerdo muy malo y ningún acuerdo", y Trump tomó la decisión correcta al finalizar las conversaciones sin un acuerdo, ha dicho este lunes el embajador de EE. UU. ante Corea del Sur, Harry Harris.

Harris hizo los comentarios en una reunión con reporteros, enfatizando que la oferta del Norte para desmantelar su complejo nuclear de Yongbyon a cambio del levantamiento de sanciones clave representó un "mal acuerdo" porque habría resultado en un alivio de las sanciones con los programas de armas del Norte restantes en gran parte intacto.

El comentario parece subrayar la insistencia de Washington en un "gran acuerdo" que exige el levantamiento de las sanciones solo después de la completa desnuclearización del Norte. También difiere de la petición de Corea del Sur a "un acuerdo lo suficientemente bueno", un enfoque en fases y gradual.

Harris dijo que si EE. UU. hubiera aceptado el acuerdo que ofreció el propio Kim Jong-un, Corea del Norte habría recibido el alivio fiscal y el flujo de dinero, y todas las armas de destrucción masiva habrían permanecido intactas, señalando que esto habría hecho al Norte mucho más peligroso.

El embajador dijo creer que la elección que enfrentó el presidente Trump al final en Hanói no fue una elección entre un gran acuerdo y un acuerdo lo suficientemente bueno, sino más bien una elección entre un acuerdo muy malo y ningún acuerdo y tomó la decisión de ningún acuerdo, lo que Harris dijo creer que fue claramente la elección correcta.

Corea del Norte ha criticado la demanda de EE. UU. de un gran acuerdo. El líder Kim dijo en un discurso político clave la semana pasada que estaría dispuesto a celebrar una tercera cumbre con Trump, pero solo si EE. UU. presenta una nueva propuesta que él considere aceptable.

En una expresión de queja, altos diplomáticos norcoreanos han criticado a altos funcionarios estadounidenses, como al secretario de Estado Mike Pompeo y el asesor de Seguridad Nacional John Bolton. El Norte también, el miércoles pasado, llevó a cabo una prueba de una nueva arma no identificada.

Sin saber si habrá una tercera cumbre entre Kim y Trump, el embajador señaló que corresponde a Kim decidir qué medidas tomará a continuación que beneficiarán a su país y a la gente en los días por venir.

El embajador destacó que las relaciones entre Corea del Sur y EE. UU. están "en un gran lugar", rechazando las preocupaciones que se han planteado después de la última cumbre bilateral entre el presidente surcoreano, Moon Jae-in, y Trump en Washington a principios de este mes.

Los dos líderes concluyeron la cumbre afirmando la fuerza perdurable de la alianza y su impacto positivo en las dos naciones, dijo Harris, añadiendo que ambos entienden que la alianza ha sido y seguirá siendo el eje de la paz y la seguridad en la península coreana.

adrian@yna.co.kr

(FIN)

Inicio Subir