Go to Contents Go to Navigation

(AMPLIACIÓN) Moon dice que se reunirá con el líder norcoreano en cualquier lugar

Últimas noticias 15/04/2019 17:11
El presidente surcoreano, Moon Jae-in, habla durante una reunión con sus asesores, celebrada, el 15 de abril del 2019, en la oficina presidencial, Cheong Wa Dae, en Seúl.

Seúl, 15 de abril (Yonhap) -- El presidente surcoreano, Moon Jae-in, ha expresado este lunes que desea reunirse con el presidente del Comité de Asuntos de Estado de Corea del Norte, Kim Jong-un, sin importar el formato ni el lugar.

Moon también acogió con agrado el compromiso de Kim para celebrar una tercera cumbre con el presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

"Ahora es el momento de realizar preparativos e impulsar en serio los diálogos cumbre Sur-Norte", dijo en una reunión con sus jefes asesores.

En cuanto Corea del Norte esté preparada, dijo que espera que las dos Coreas celebren otra cumbre sin estar restringidas por el lugar ni el formato.

Los comentarios de Moon supusieron su primer mensaje oficial sobre Pyongyang tras su cumbre en la Casa Blanca con Trump.

También representaron su respuesta al discurso realizado, la semana pasada, por el líder norcoreano ante la Asamblea Popular Suprema, donde urgió a EE. UU. a cambiar el rumbo para seguir con los diálogos de desnuclearización.

Kim dijo que esperará "con paciencia" hasta el fin de este año, enfatizando que Pyongyang no cambiará de opinión por nada.

Moon describió la declaración de Kim como una muestra de voluntad para seguir dialogando.

Asimismo, el mandatario surcoreano señaló que, tal como ha hecho hasta el momento, hará esfuerzos supremos para que otra cumbre intercoreana se convierta en un punto de partida para lograr una oportunidad y resultado más grandes.

Al presidente liberal se le atribuye, a través de su enfoque cordial hacia Pyongyang, haber allanado el camino para el proceso de paz de la península coreana, el cual aún está en una etapa inicial.

Se ha encontrado un escollo después de que la segunda cumbre entre Kim y Trump, celebrada en febrero en Hanói, Vietnam, acabase sin ningún acuerdo nuclear debido a una amplia brecha sobre la definición y términos de la desnuclearización norcoreana.

Durante una reunión con Moon de la semana pasada, Trump dijo que mantendrá las sanciones contra Pyongyang, insinuando también una fórmula gradual hacia una tercera cumbre con Kim.

El líder norcoreano presionó a Trump a cambiar de rumbo.

Es esencial para EE. UU. que abandone su método de cálculo existente y que se acerque al Norte con uno nuevo, señaló Kim en un discurso, según la Agencia Central de Noticias de Corea del Norte.

El aspecto positivo es que los dos líderes, de Corea del Norte y EE. UU., expresaron su deseo de continuar los diálogos.

Moon trata de intermediar o acelerar otra ronda de diálogos nucleares bajo el llamado planteamiento de estructura vertical. Sus asesores dicen que Moon puede aprovechar su confianza mutua tanto con Kim como con Trump. Está planeando, según se dice, despachar un enviado especial a Pyongyang en un futuro cercano, a fin de sentar las bases para otra cumbre intercoreana.

En 2018 el presidente surcoreano envió a la capital norcoreana a su asesor jefe de seguridad presidencial, Chung Eui-yong, y al jefe del Servicio de Inteligencia Nacional, Suh Hoon.

felicidades@yna.co.kr

(FIN)

Inicio Subir