Go to Contents Go to Navigation

El presidente surcoreano se dirige a casa tras la cumbre con Trump

Últimas noticias 12/04/2019 08:23
El presidente, Moon Jae-in (dcha.), y la primera dama, Kim Jung-sook, se despiden, el 11 de abril del 2019 (hora local), en el Aeropuerto Internacional de Washington-Dulles, tras la cumbre entre el jefe de Estado surcoreano y su homólogo estadounidense, Donald Trump, sobre los temas nucleares norcoreanos.

Washington, 11 de abril (Yonhap) -- El presidente surcoreano, Moon Jae-in, se ha dirigido a casa, el jueves (hora local), tras una reunión crítica con su homólogo de Estados Unidos, Donald Trump, para mantener a flote los diálogos de desnuclearización de Corea del Norte.

La partida de Moon tuvo lugar horas después de que él y Trump se reunieran en la Casa Blanca para discutir las maneras de reiniciar el diálogo Corea del Norte-EE. UU. para librar al Norte de sus armas nucleares.

"Los dos líderes coincidieron en que el planteamiento de estructura vertical es crítico en el proceso de paz de la península coreana", dijo el asesor jefe de seguridad presidencial surcoreano, Chung Eui-yong, en una sesión informativa.

"Al respecto, el presidente Trump dijo que las puertas para el diálogo con el presidente Kim están siempre abiertas", añadió.

El presidente surcoreano llegó a Washington el miércoles.

La cumbre Moon-Trump tuvo lugar tras la segunda cumbre de la historia entre Corea del Norte y EE. UU., celebrada en Hanói a finales de febrero, donde el presidente del Comité de Asuntos de Estado norcoreano, Kim Jong-un, y Trump fracasaron en alcanzar un acuerdo nuclear.

Los diálogos de desnuclearización entre Corea del Norte y EE. UU. han estado estancados desde entonces.

La reunión del jueves entre Moon y Trump supuso la séptima de su tipo desde que Moon asumió el cargo, en mayo del 2017.

Moon subrayó la importancia de un diálogo continuo, instando también a una tercera cumbre Trump-Kim lo antes posible.

Moon dijo, al inicio de su reunión con Trump, que cree que lo importante ahora es mantener el impulso del diálogo, y ofrecer una visión al mundo de que la tercera cumbre Corea del Norte-EE. UU. tendrá lugar en un futuro cercano.

El presidente de EE. UU. expresó su voluntad de reunirse otra vez con el líder norcoreano, pero dijo que será un proceso gradual.

Añadió que disfruta de las cumbres y de estar con Kim, y que ha sido realmente productivo, pero que, si las cosas marchan rápido, no será un acuerdo idóneo.

Moon dijo que ahora tratará de impulsar una reunión con el líder norcoreano.

Trump pidió previamente al presidente surcoreano que ayudase a facilitar su futuro diálogo con Kim.

Moon y Kim han mantenido tres reuniones, la última de ellas en septiembre, en Pyongyang. La cuarta cumbre está previsto que se celebre en Corea del Sur.

jisooaw@yna.co.kr

(FIN)

Inicio Subir