Go to Contents Go to Navigation

(AMPLIACIÓN) El presidente surcoreano destaca la necesidad de continuar con los diálogos entre Pyongyang y Washington

Últimas noticias 12/04/2019 01:46
El gráfico por ordenador, proporcionado por la Televisión de Noticias Yonhap, muestra al presidente surcoreano, Moon Jae-in (izda.), y el presidente estadounidense, Donald Trump.

Washington, 11 de abril (Yonhap) -- El presidente de Corea del Sur, Moon Jae-in, ha destacado la importancia de mantener los diálogos entre Corea del Norte y Estados Unidos para resolver pacíficamente la cuestión nuclear norcoreana, durante una serie de reuniones, el jueves (hora local), con los principales funcionarios estadounidenses.

"El presidente Moon destacó que los países necesitan mantener el impulso de los diálogos entre el Norte y EE. UU. y asegurar un rápido resultado mediante su acercamiento de arriba abajo, y que tal progreso será, de hecho, posible", dijo la oficina presidencial surcoreana, Cheong Wa Dae, sobre la reunión celebrada, en Washington, entre Moon y los funcionarios estadounidenses -el secretario de Estado Mike Pompeo y el asesor de seguridad nacional de EE. UU., John Bolton-.

La reunión tuvo lugar solo un día después de la llegada del presidente surcoreano al país, para efectuar una visita de dos días. El líder surcoreano tiene previsto celebrar, el mismo día, una cumbre con el presidente estadounidense, Donald Trump.

Pompeo y Bolton, el último considerado el más duro ante las cuestiones relacionadas con Pyongyang, aseguraron a Moon que su país continuará con los diálogos con el Norte, según dijo Cheong Wa Dae en un comunicado de prensa.

El viaje de Moon se produce después de que la segunda cumbre, en Hanói, entre el presidente del Comité de Asuntos de Estado de Corea del Norte, Kim Jong-un, y Trump acabase sin lograr un acuerdo, causando lo que parece ser un estancamiento en los diálogos bilaterales.

Los funcionarios de Seúl rehúsan calificar de "fracaso" la segunda cumbre, pero la apresurada visita de Moon al país aliado señala una posible brecha entre el Norte y EE. UU., que se encuentran técnicamente en guerra.

La visita de dos días de Moon supone uno de los viajes al exterior más cortos que haya hecho hasta ahora. El presidente también tiene previsto realizar, la próxima semana, un viaje de ocho días a tres países de Asia Central, lo que hace que su viaje a EE. UU. sea aún más inusual.

Washington dijo que está en contra de conceder "premios" a Pyongyang hasta que el régimen comunista se desnuclearice por completo, mientras que el Norte ha instado reiteradamente el levantamiento de las sanciones internacionales y estadounidenses.

Moon ha señalado la necesidad de, al menos, un alivio parcial de las sanciones, lo que afirma que animará al Norte a acelerar y acabar su proceso de desnuclearización.

El presidente surcoreano, Moon Jae-in (dcha.) habla en una reunión con el secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo (tercero por la dcha.), y el asesor de seguridad nacional estadounidense, John Bolton (segundo por la izda.), en la casa para visitas de Estado de EE. UU., o Casa Blair, el 11 de abril de 2019.

En una reunión posterior con el vicepresidente estadounidense, Mike Pence, Moon insistió que la cumbre de Hanói solo fue parte de un proceso para lograr la desnuclearización y que la reanudación de los diálogos entre Pyongyang y Washington lo antes posible es la clave para lograr el objetivo.

La oficina presidencial surcoreana informó, en su comunicado, que el vicepresidente estadounidense explicó que EE. UU. continúa con una postura optimista hacia las negociaciones de desnuclearización entre Pyongyang y Washington, y que sus puertas siempre están abiertas para el diálogo.

Se estima ampliamente que Moon y Trump discutan, en su reunión cumbre, sobre la forma de reanudar los diálogos para la desnuclearización norcoreana.

El presidente regresará a casa a última hora del día.

paola@yna.co.kr

(FIN)

Inicio Subir