Go to Contents Go to Navigation

(2ª AMPLIACIÓN) Corea del Sur lucha para combatir el peor incendio forestal en su tierra en años

Últimas noticias 05/04/2019 18:19
La imagen, tomada el 5 de abril del 2019, muestra una chatarrería con vehículos quemados en la ciudad de Sokcho, debido a un incendio grave en las zonas montañosas, en la provincia de Gangwon.

Seúl, 5 de abril (Yonhap) -- Corea del Sur ha estado lidiando este viernes con un incendio masivo que ha rugido a través de los bosques y ciudades a lo largo de la costa este, declarando una emergencia nacional y movilizando todos los recursos disponibles para poner bajo control dicho infierno.

Más de 13.000 oficiales de rescate de todo el país lucharon para contener el fuego, que comenzó en una comarca montañosa de Goseong, a unos 160 kilómetros al nordeste de Seúl, propagándose rápidamente a las ciudades vecinas de Sokcho, Gangneung y Donghae en unas horas.

Un hombre murió en el fuego y otros 35 resultaron heridos, con al menos miles de personas desplazadas y daños multiplicándose hasta lo que las autoridades han descrito como un "nivel sin precedentes".

El Gobierno ha declarado a las 9:00 a.m. un estado de desastre nacional para las zonas afectadas, permitiendo la provisión rápida de suministros de auxilio y otros recursos necesarios para minimizar el daño.

El presidente Moon Jae-in ha ordenado a su Gobierno utilizar todo recurso disponible para contener el fuego y ayudar a las víctimas. Dijo a los funcionarios que consideren la designación de las zonas afectadas por el incendio como zonas especiales de desastre. Eso daría derecho a las ubicaciones y a sus residentes a un apoyo gubernamental rápido y especial.

El 5 de abril de 2019, el primer ministro Lee Nak-yon es informado por funcionarios sobre el incendio en el centro de control establecido en una instalación comunitaria en Goseong, provincia de Gangwon.

El ministro de Finanzas, Hong Nam-ki, dijo que el Gobierno ha destinado 4.250 millones de wones (3,7 millones de dólares) para los esfuerzos de recuperación de emergencia.

Dado que las regiones afectadas por el incendio están ubicadas cerca de la frontera intercoreana, el Gobierno compartió información con Corea del Norte sobre el incendio y los esfuerzos de rescate y expresó su esperanza de cooperación bilateral si fuera necesario, dijo el Ministerio de Unificación.

El Ejército y la Policía enviaron sus fuerzas a los lugares para ayudar a contener el fuego.

El 8º Cuerpo del Ejército desplegó a 3.500 de sus hombres y desplazó 10 helicópteros militares a los sitios. Más de 1.700 fuerzas policiales de 13 escuadrones y unidades de guardia de Gangwon, Gyeonggi y las provincias centrales de Chungcheong del Norte se unieron a las fuerzas para apagar el fuego.

El fuego se expande,el 4 de abril del 2019, por un bosque de una montaña en Goseong, provincia de Gangwon.

El Ministerio de Defensa Nacional estableció un equipo de asistencia para el control de desastres al objeto de ayudar a contener el fuego, proporcionando helicópteros militares y camiones de bomberos, además de 16.500 soldados.

A las 11:00 a.m., el incendio había quemado 525 hectáreas o 5,25 millones de metros cuadrados de superficie forestal, y destruido más de 200 casas y edificios, según el centro de control de Gangwon.

El Ministerio del Interior y Seguridad dijo que gran parte del fuego en Goseon había sido contenido y que más del 50 por ciento del incendio en Inje y Gangneung estaba bajo control entorno al mediodía.

El Gobierno está considerando designar las zonas afectadas como zonas especiales de desastre tras examinar el volumen del daño.

Las regiones afectadas incluyen las comarcas de Goseong, Inje y Sokcho, además de las ciudades de Gangneung y Donghae. Con la designación, tendrán derecho a fondos de emergencia y otro tipo de asistencia bajo la dirección del Gobierno central.

Corea del Sur declaró estados de desastre en 2005 por el brote de un incendio forestal masivo en Yangyang, en la misma provincia, y en 2007, después de la peor fuga de petróleo de Corea del Sur de un petrolero de Hong Kong en la costa occidental de Taean.

Se cree que el fuego empezó al borde de una carretera de la comarca de la provincia de Gangwon, que se propagó rápidamente a las zonas vecinas, envolviendo en unas horas a Sokcho, Gangneung y Donghae, más allá de la costa oriental, ya que el fuerte viento que soplaba, en dirección sur, con una velocidad de hasta 35,6 metros por segundo, avivó las llamas.

Más de 870 camiones de bomberos de todo el país han sido despachados a los lugares para apagar el incendio, dijeron los bomberos. Unos 13.000 oficiales de rescate, incluidos soldados y agentes de policía, han estado trabajando desde la noche del jueves para contener el fuego y ayudar en el proceso de evacuación.

Más de 4.200 personas fueron forzadas a evacuar sus casas.

Entre los edificios dañados se encuentran residencias de ancianos y lugares de acampada comerciales, ya que las ciudades costeras orientales son populares como destinos turísticos.

Las carreteras y vías férreas han sido cortadas, mientras que se han cerrado 52 escuelas y otras instalaciones públicas.

Las autoridades están analizando la escena para averiguar el motivo exacto del incendio. Al principio sospecharon la explosión de un equipo instalado en una cabina de teléfonos, ya que los testigos dijeron que oyeron una explosión.

Después de realizar un examen preliminar, la Corporación de Energía Eléctrica de Corea del Sur dijo que es improbable que el interruptor haya explotado por sí solo, añadiendo que podría haber habido una chispa creada por los cables y el polvo en el aire muy seco.

Las imágenes de vigilancia obtenidas por la Agencia de Noticias Yonhap de una estación de servicio cercana mostraron chispas de un interruptor de equipo de carretera que se convirtieron instantáneamente en un incendio. Los cables en el poste de servicios público que estaban conectados al interruptor giraban violentamente debido a los fuertes vientos.

adrian@yna.co.kr

(FIN)

Palabras clave
Inicio Subir