Go to Contents Go to Navigation

Un muerto y once heridos por el fuego catastrófico en la costa oriental

Últimas noticias 05/04/2019 10:57
El 4 de abril del 2019, un autobús está destrozado por el fuego en Sokcho, a unos 210 kilómetros al nordeste de Seúl.

Seúl, 5 de abril (Yonhap) -- Un fuego devastador ha envuelto la ciudad fronteriza nororiental de Goseong, dejando un saldo de un muerto y al menos once heridos, además de daños en numerosos edificios y viviendas.

Según el Cuartel de Bomberos de Gangwon, el fuego comenzó al borde de una carretera en Goseong, a unos 210 kilómetros al nordeste de Seúl, alrededor de las 7:17 p.m. del jueves, y se propagó a una montaña cercana, haciendo que los residentes y huéspedes de un condominio cercano tuvieran que ser evacuados.

La policía encontró el cuerpo de un hombre en una carretera, quien falleció, aparentemente, como resultado del fuego.

Se había informado de que una mujer había sido encontrada cerca del centro de una aldea de Goseong, pero más tarde se confirmó que no falleció por el incendio.

El número de heridos se sitúa en 11, aunque se espera que la cifra se eleve este viernes. El número de residentes que fueron evacuados superó los 4.000, según fuentes.

Se estima que la zona afectada tiene 250 hectáreas, aunque la extensión detallada debe ser confirmada aún.

Alrededor de 120 hogares fueron destruidos por el incendio, junto con los invernaderos de vinilo.

El 5 de abril del 2019, una masa de fuego iniciado en un monte de la ciudad de Gangneung, en la provincia de Gangwon, amenaza una zona residencial. (Imagen proporcionada por la estación de bomberos de Donghae)

El fuego se propagó rápidamente por toda la región, avivado por fuertes vientos, alcanzando 5 kilómetros por hora. Las zonas afectadas incluyen Sokcho.

La Agencia Nacional de Protección Contra Incendios dijo que ha ordenado a los cuarteles de bomberos de las regiones principales que envíen camiones de bomberos a Goseong.

Específicamente, se envió a Goseong la mitad de la plantilla y vehículos disponibles en Seúl, Incheon, Sejong, Daejeon, la provincia de Gyeonggi y otras regiones. Un tercio de los bomberos y camiones de Busan, Ulsan, la provincia de Jeolla del Sur y otras zonas también fueron llamados.

En la madrugada de este viernes, la Agencia Nacional de Protección Contra Incendios dijo que habían sido movilizados 872 camiones de bomberos de todo el país, incluidas 52 unidades de la provincia de Gangwon.

Alrededor de 10.000 personas, incluidos 3.250 bomberos y miles de funcionarios, soldados y agentes de policía, han sido movilizadas para combatir las llamas.

La agencia planeaba movilizar al amanecer 51 helicópteros, incluidos 13 del Ejército, para llevar a cabo misiones contra incendios y de rescate.

Debido a los fuertos vientos, los expertos dijeron que se espera que crezcan durante el día la magnitud del daño y las víctimas mortales.

La agencia emitió el nivel de alerta más alto, nivel tres, a las 9:44 p.m. del jueves.

El primer nivel indica un fuego que afecta únicamente una zona limitada, mientras que el segundo nivel es emitido para un incendio que cubra más de una ciudad o provincia. El nivel más alto es emitido para accidentes que afectan a todo el país, reflejando la seriedad de la situación.

La autoridad envió inicialmente 23 camiones de bomberos y 78 miembros del personal bajo la alerta de nivel dos.

El 5 de abril del 2019, los residentes de la ciudad de Goseong, a 210 kilómetros de Seúl, se encuentran en un refugio debido a un incendio forestal enorme que estalló el día previo en la región.

Fuentes dijeron que varios edificios y hogares han sido afectados por el fuego, mientras que la situación caótica hace que sea complicado determinar el volumen del daño y localizar a las posibles víctimas mortales.

El presidente Moon Jae-in ordenó a las autoridades relacionadas utilizar todas las medidas disponibles para hacer frente al fuego.

El Gobierno puso en marcha, este viernes, la Sede Central de Contramedidas por Desastre y de Seguridad para hacer frente al incidente. El órgano es organizado en caso de desastres graves.

La Oficina Provincial de Educación de Gangwon anunció que todas las escuelas de Sokcho estarán cerradas este viernes.

Todavía no se sabe cuándo podrá ser controlado el incendio debido a los fuertes vientos, mientras que la extinción del fuego se vio dificultada también la noche pasada por la oscuridad.

Según la Administración Meteorológica de Corea del Sur, la velocidad del viento en Sokcho fue de alrededor de 20 metros por segundo en la madrugada del jueves. Este viernes el viento en las montañas de la provincia de Gangwon podría alcanzar los 30 metros por segundo o 108 kilómetros por hora.

Dado que se espera que el viento siga siendo fuerte hasta esta noche, los expertos dijeron que los bomberos se enfrentan a una tarea de enormes proporciones, mientras que la humedad de la región también es baja, alcanzando alrededor del 20 por ciento.

El gobernador de Gangwon, Choi Moon-soon, dijo, la noche pasada, que, dado que el viento es especialmente fuerte, se están centrando más en reducir las víctimas mortales que en apagar el fuego y que en cuanto amaneciese harían cuanto estuviera en su mano para apagar el fuego lo antes posible.

Mientras tanto, se desató otro incendio en la comarca de Okgye, en Gangneung, a 237 kilómetros al este de Seúl, alrededor de las 11:46 p.m. del jueves, dijeron las autoridades.

Con el fuego expandiéndose a una aldea cercana, el Gobierno municipal de Gangneung evacuó a 120 pacientes de una residencia de ancianos y a innumerables residentes.

La ciudad planeaba realizar esfuerzos supremos para apagar el fuego al amanecer.

jisooaw@yna.co.kr

(FIN)

Inicio Subir