Go to Contents Go to Navigation

Corea del Sur inicia la renovación de las instalaciones en preparación para las videoconferencias de las familias separadas

Últimas noticias 03/04/2019 15:07
Corea del Sur inicia la renovación de las instalaciones en preparación para las videoconferencias de las familias separadas - 1

Seúl, 3 de abril (Yonhap) -- Corea del Sur ha iniciado este miércoles el trabajo de renovación y reparación de las instalaciones para las videoconferencias establecidas para las familias separadas por la Guerra de Corea de 1950-53, ya que se prepara para organizar una nueva ronda de reuniones por videoconferencia con Corea del Norte por primera vez en doce años.

"Hoy comenzó el trabajo de reparación en 13 centros locales de reuniones por vídeo. Si el trabajo se completa a finales de abril, planeamos probar las instalaciones durante dos semanas", dijo el portavoz del ministerio, Baik Tae-hyun, en una sesión informativa regular.

"Nuestra máxima prioridad es eliminar cualquier posible inconveniencia para las familias separadas de edad avanzada y proporcionar también imágenes de alta definición en términos de los aspectos tecnológicos", añadió.

Tales centros de reuniones, ubicados en todo el país, no han sido usados durante más de una década, desde que las dos Coreas celebraron las reuniones por vídeo por última vez, en 2007. Corea del Norte cuenta con su propio centro de videoconferencias en Pyongyang.

El 3 de abril del 2019, se retiran los utensilios de la sala de videoconferencias para las reuniones de las familias separadas por la Guerra de Corea, situada en el distrito de Junggu, en Seúl, como parte de un proceso de remodelación.

El Gobierno empezó esta mañana el trabajo de reparación y renovación en un centro de reuniones dentro del edificio de la Cruz Roja de Corea del Sur, en el centro de Seúl, eliminando los monitores y otros equipamientos de transmisión de imágenes instalados previamente.

Los equipamientos de comunicaciones y líneas de fibra óptica serán mejorados y algunos lugares de reuniones serán reubicados a los pisos más bajos para la comodidad de los familiares de edad avanzada, según dijo un funcionario de la Cruz Roja.

Los líderes de ambas Coreas acordaron en su cumbre realizada, en septiembre del año pasado, en la capital norcoreana, celebrar reuniones por videoconferencia e intercambiar cartas por vídeo entre las familias separadas, lo que supone una medida destinada a reducir el viaje de los familiares, en su mayoría de más de 70 años, y proporcionar a más personas una oportunidad de ver a sus familiares.

Corea del Sur obtuvo recientemente la exención de sanciones del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas y Estados Unidos para los equipos necesarios que serán enviados al Norte para la operación del centro de reuniones en Pyongyang.

El Gobierno surcoreano planea discutir con Corea del Norte sobre la fecha en la que las dos partes celebrarán las reuniones en cuanto se completen sus preparativos internos.

La cuestión de las familias separadas es uno de los temas más urgentes en el frente humanitario para las dos Coreas, dado que cada vez más miembros están falleciendo por su edad avanzada sin haber tenido la oportunidad de reunirse con sus seres queridos del otro lado de la frontera.

Desde la primera cumbre intercoreana, en el año 2000, las dos Coreas han celebrado 21 rondas de reuniones de las familias separadas, incluida la última reunión, realizada en agosto de 2018, que involucró a unas cien familias de cada lado.

Seúl y Pyongyang llevaron a cabo también siete rondas de reuniones por vídeo entre 2005 y 2007. Un total de 557 familias, o 3.748 familiares del Sur, participaron en las videoconferencias.

Las dos Coreas permanecen técnicamente en guerra, dado que la Guerra de Corea acabó con un armisticio en lugar de con un tratado de paz.

felicidades@yna.co.kr

(FIN)

Inicio Subir