Go to Contents Go to Navigation

Seúl queda impactada por el establecimiento de relaciones diplomáticas entre Pyongyang y Bogotá en 1988

Últimas noticias 31/03/2019 14:28
Seúl queda impactada por el establecimiento de relaciones diplomáticas entre Pyongyang y Bogotá en 1988 - 1

Seúl, 31 de marzo (Yonhap) -- Corea del Sur fue tomada por sorpresa ante el establecimiento de las relaciones diplomáticas entre Corea del Norte y Colombia en 1988, según ha mostrado este domingo un expediente diplomático desclasificado.

El comienzo de las relaciones diplomáticas formales entre las dos partes fue un golpe para Seúl, que mantuvo unas relaciones amistosas con el único país latinoamericano que envió a sus soldados a la península coreana, luchando del lado surcoreano en la Guerra de Corea de 1950-53.

Seúl tuvo conocimiento sobre el establecimiento de las relaciones bilaterales entre el Norte y Colombia por medio de un informe de un medio de comunicación estatal norcoreano, emitido el 27 de octubre de 1988, tres días después de que ambas partes firmasen una declaración conjunta sobre sus nuevos lazos.

Cuando el Norte firmó la declaración, el Sur y Colombia mantenían una estrecha relación. El año previo a la firma, 1987, el entonces presidente colombiano, Virgilio Barco Vargas, visitó Seúl y recibió una cálida bienvenida en el país.

Tras el informe de un medio de comunicación norcoreano, el Ministerio de Asuntos Exteriores surcoreano solicitó a un alto diplomático colombiano confirmar la nota. En un principio, el diplomático dijo que no estaba al tanto y creía que el informe era incorrecto.

Sin embargo, el informe resultó ser verdadero.

Seúl asumió que Pyongyang podría haber hecho promesas para cooperar con los esfuerzos políticos de Colombia para superar la pobreza y buscar el desarrollo social y económico.

Posteriormente, Seúl expresó su pesar por el hecho de que Colombia no haya dado ninguna notificación sobre su decisión de forjar relaciones diplomáticas con el Norte.

En un telegrama diplomático, fechado el 23 de noviembre de 1988, un embajador surcoreano ante Colombia dijo que el Gobierno del país latinoamericano había descrito su fallo en informar a Seúl como un "error".

En medio de la diplomacia norcoreana con Colombia, Seúl se mostró preocupado de que el régimen comunista pudiera haberse contactado también con otros países latinoamericanos.

paola@yna.co.kr

(FIN)

Inicio Subir