Go to Contents Go to Navigation

Corea del Sur y EE. UU. acuerdan provisionalmente buscar un uso conjunto del búnker de comando en tiempos de guerra controlado por EE. UU.

Últimas noticias 27/03/2019 17:48
Corea del Sur y EE. UU. acuerdan provisionalmente buscar un uso conjunto del búnker de comando en tiempos de guerra controlado por EE. UU. - 1

Seúl, 27 de marzo (Yonhap) -- Corea del Sur y Estados Unidos han acordado provisionalmente impulsar el uso conjunto de un complejo de búnker de comando en tiempos de guerra controlado por EE. UU. en la península coreana, en una medida que de manera probable incurra en una nueva carga financiera para Seúl, informaron este miércoles fuentes aquí.

Los aliados han estado discutiendo cómo administrar el Puesto de Mando para Operaciones de Escenario Terrestre, Naval y Aéreo, o CP Tango, en Seongnam, al sur de Seúl, durante sus diálogos sobre el Acuerdo sobre el Estatuto de las Fuerzas (SOFA, según sus siglas en inglés) que rige el estado legal de unos 28.500 soldados estadounidenses aquí.

Washington inicialmente esperaba entregar el control del antiguo búnker a Seúl antes de la prevista transferencia del control operativo (OPCON) en tiempos de guerra, luego de lo cual Corea del Sur liderará las operaciones en tiempos de guerra con EE. UU. desempeñando un papel de apoyo.

Seúl había rechazado la idea de administrar exclusivamente el búnker debido en gran parte a los elevados costes de reparación y modernización de sus instalaciones y equipos. Ahora mismo, el Sur no paga por la administración del puesto de comando, pero un acuerdo para compartir el búnker significaría que Seul forma parte de la cuenta.

Las dos partes acordaron la idea de utilizar conjuntamente el CP Tango, dijo una fuente a la Agencia de Noticias Yonhap por teléfono. "Sí, en términos generales, las conversaciones (sobre el SOFA) se están moviendo en esa dirección hacia el uso conjunto", añadió.

También dijo que aún podría llevar mucho tiempo finalizar el acuerdo detallado de los aliados para la gestión conjunta del búnker establecido en 1974.

Otra fuente le dijo a Yonhap que Seúl y Washington han compartido el entendimiento de que el cambio del CP Tango en una instalación administrada conjuntamente por los aliados del tratado de larga duración es una solución "de futuro".

Aunque EE. UU. ha tenido el control exclusivo del búnker, los aliados lo han estado utilizando juntos durante los ejercicios combinados, una razón por la que ambas partes piensan que convertirlo en una instalación compartida es una forma correcta y orientada hacia el futuro, dijo la fuente a Yonhap por teléfono.

En respuesta a un informe de Yonhap, el Ministerio de Defensa de Seúl dijo en un mensaje de texto enviado a los periodistas que los Ejércitos de los aliados han decidido discutir el uso conjunto del búnker pero que aún no se han realizado consultas concretas sobre ese asunto y que ambos mantienen firmemente las instalaciones necesarias para el mando de sus operaciones combinadas.

Cuando el Ejército de EE. UU. propuso por primera vez la idea de que el Sur se hiciera cargo del búnker, los funcionarios de Seúl quedaron desconcertados, ya que no hay un desembolso de defensa legal que puedan crear para cubrir un complejo militar controlado por EE. UU.

Sigue sin estar claro cómo cubriría Seúl un nuevo coste para el CP Tango, que podría surgir si los aliados finalizan su acuerdo sobre la participación conjunta del búnker.

Los costes para el búnker pueden implicar mejorar la protección y otras instalaciones, incluidas aquellas para resistir ataques químicos y biológicos, pagar por el personal de seguridad con base de contratos y administrar las operaciones diarias, según los expertos.

El complejo del búnker de granito recientemente estuvo en el centro de atención de los medios de comunicación ya que, según informes, se ha incluido en la lista de posibles recortes presupuestarios de Washington destinados a financiar el proyecto favorito del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, de establecer un muro a lo largo de la frontera con México.

Ubicado en una montaña, el complejo de alrededor de 33.000 metros cuadrados es un centro de comando y control primario para las fuerzas de Corea del Sur y de EE. UU. en caso de un conflicto armado. Se sabe que es lo suficientemente fuerte como para sobrevivir a un ataque nuclear táctico.

El complejo cuenta con equipos de alta tecnología para las comunicaciones que conectan las principales bases de Estados Unidos en la península y en otras partes del mundo, y recopilación y análisis de información para la concienciación situacional las 24 horas del día para los principales comandantes.

adrian@yna.co.kr

(FIN)

Palabras clave
Inicio Subir