Go to Contents Go to Navigation

(2ª AMPLIACIÓN) Corea del Sur condena la reclamación nipona sobre Dokdo en los textos escolares

Últimas noticias 26/03/2019 19:19
Una imagen que muestra al reclamación de Japón sobre Dokdo en los libros de texto en esta foto proporcionada por la Televisión de Noticias Yonhap.

Seúl/Tokio, 26 de marzo (Yonhap) -- Corea del Sur ha condenado fuertemente a Japón, este martes, por aprobar nuevos textos escolares de primaria con una reclamación intensificada sobre los islotes más orientales del país, Dokdo.

El Ministerio de Asuntos Exteriores urgió, en un comunicado, a Japón, que retire la medida, enfatizando que los islotes, en el mar del Este, pertenecen a Corea del Sur.

"El Gobierno condena fuertemente al Gobierno japonés, que ha autorizado los textos escolares de primaria que contienen una reclamación injustificable sobre Dokdo, los cuales son claramente nuestro territorio indígena por la historia, geografía y derecho internacional", dijo el portavoz de la Cancillería, Kim In-chul.

El portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores de Corea del Sur, Kim In-chul, en una foto de archivo.

Añadió que Japón tendrá que reconocer que tales textos escolares traerán un impacto negativo en el desarrollo de las relaciones con miras hacia el futuro entre las dos naciones, al embutir una noción territorial errónea, basada en una percepción falsa de la historia, incluso en los estudiantes de primaria.

Asimismo, exhortó a Tokio a hacer cara a las lecciones de la historia y mostrar una actitud responsable en la educación de las futuras generaciones.

El Gobierno tratará firmemente la reclamación injustificable de Dokdo por el Gobierno de Japón, señaló el portavoz.

El vicecanciller, Lee Tae-ho, convocó al embajador japonés ante Corea del Sur, Yasumasa Nakamine, para entregarle un mensaje de protesta.

El embajador de Japón ante Corea del Sur, Yasumasa Nakamine, llega al edificio del Ministerio de Asuntos Exteriores en Seúl el 26 de marzo de 2019.

El Ministerio de Educación de Corea del Sur emitió un comunicado por separado, demandando a Japón que rectifique la autorización de los textos escolares que distorsionan la historia.

Asimismo, expresó su pesar de que los textos escolares lleven la reivindicación de Japón, que amenaza gravemente la soberanía territorial de Corea del Sur sobre Dokdo.

El Ministerio de Educación de Japón anunció, este martes, que permitiría a las escuelas del país utilizar doce libros escolares de tres editoriales locales a partir del próximo año.

La reclamación de Dokdo de Tokio aparece en nueve de ellos, que serán utilizados para estudiantes del cuarto al sexto curso.

Llama especialmente la atención que los textos escolares de ciencias sociales para los estudiantes de quinto y sexto grado contienen más descripciones de las reivindicaciones territoriales de Japón, junto con más mapas, fotografías y otros materiales visuales, que los previos aprobados en 2014.

Asimismo, figura lo que se considera una expresión con connotación política, de que Japón protesta continuamente contra la ocupación ilegal de Dokdo por parte de Corea del Sur.

Se trata de una medida de seguimiento a la revisión del 2017 de las pautas de enseñanza, que describen las islas de Dokdo, Kuril y Senkaku como territorio "indígena" de Japón. Los manuales detallados relacionados dicen que Corea del Sur está "ocupando ilegalmente" Dokdo, en el mar del Este.

Algunos textos incluyen algunas distorsiones históricas o descripciones que tienen el fin aparente de cubrir los hechos históricos.

Respecto a las invasiones japonesas de Corea de 1592-1598, llamadas la guerra Imjin, un libro de texto de sexto curso dice que representaban los dos envíos de tropas de Toyotomi Hideyoshi a Corea para conquistar China.

Muchas escuelas japonesas de enseñanza media y secundaria ya han adoptado textos escolares con contenidos similares.

Corea del Sur desestimó formalmente la protesta de Japón contra un plan de un instituto de investigación marítima estatal para llevar a cabo una encuesta oceánica utilizando drones submarinos alrededor de Dokdo, según el portavoz del ministerio.

El Gobierno japonés discrepó con el plan, pero el Gobierno surcoreano lo rechazó, dijo Kim, añadiendo que Seúl no aceptará ninguna queja de Tokio sobre los proyectos relacionados con los islotes surcoreanos de Dokdo.

En Corea del Sur y otros países vecinos, han crecido las preocupaciones sobre las posturas políticas de Abe. Muchos críticos consideran que tienen un enfoque nacionalista o ultraconservador por razones políticas.

Los coreanos son tradicionalmente susceptibles a las palabras o actos de los líderes japoneses relacionados con la historia y temas territoriales. Corea estuvo bajo el brutal dominio colonial de Japón de 1910-45.

El pueblo coreano considera la reclamación de Dokdo por parte de Japón como un legado de su pasado imperialista y una señal clara de que aún no se arrepiente de los errores del pasado.

Corea del Sur mantiene una pequeña unidad de policía en el par de afloramientos rocosos como muestra de su control efectivo de la tierra.

Se espera que el tema de los textos escolares eche leña al fuego de las prolongadas confrontaciones diplomáticas entre Seúl y Tokio.

El año pasado el Tribunal Supremo de Corea del Sur ordenó a algunas firmas japonesas compensar a las víctimas coreanas del trabajo forzado durante la Segunda Guerra Mundial.

Un tribunal surcoreano aprobó, el lunes, la incautación de los activos de Mitsubishi Heavy Industries, Ltd., que había rechazado acatar el fallo.

Otro tribunal tomó, en enero, una medida similar contra Nippon Steel & Sumitomo Metal Corp.

Japón reclama que todas las indemnizaciones relacionadas con la colonización fueron resueltas en un acuerdo de 1965 entre los Estados, que normalizó las relaciones bilaterales con Corea del Sur.

Imagen de archivo de los islotes surcoreanos de Dokdo, reclamados por Japón.

adrian@yna.co.kr

(FIN)

Inicio Subir