Go to Contents Go to Navigation

El nominado a ministro de Unificación solicita un progreso en las relaciones intercoreanas para impulsar los diálogos nucleares

Últimas noticias 26/03/2019 14:20
El nominado a ministro de Unificación surcoreano, Kim Yeon-chul (foto de archivo)

Seúl, 26 de marzo (Yonhap) -- El nominado a ministro de Unificación surcoreano, Kim Yeon-chul, ha dicho, este martes, que es necesario que las dos Coreas profundicen sus relaciones a fin de avanzar en los diálogos de desnuclearización entre Corea del Norte y Estados Unidos y establecer la paz duradera en la península coreana.

Durante su audiencia de confirmación, Kim también prometió buscar la estrecha coordinación con Washington y la comunidad internacional para profundizar las relaciones intercoreanas y encontrar la solución para la cuestión nuclear.

"Lo que es importante de momento es lograr que Corea del Norte y Estados Unidos reinicien sus negociaciones en una fecha temprana, para asegurarse de que el proceso de desnuclearización y de paz de la península coreana, dificilmente conseguido, no pierda su impulso", dijo Kim a los legisladores al comienzo de su audiencia de confirmación, afirmando que, para ello, el rol surcoreano es muy importante.

Kim añadió que, a fin de lograr la reanudación del diálogo entre el Norte y EE. UU. y ayudar a radicar la paz duradera en la península coreana, es necesario ahondar las relaciones entre el Sur y el Norte de forma consistente.

Kim, profesor y jefe del Instituto Surcoreano para la Unificación Nacional (KINU, según sus siglas en inglés), con sede en Seúl, es conocido por su apoyo a una cooperación económica intercoreana más activa y la crítica de las sanciones impuestas contra Pyongyang, diciendo que tales restricciones no fueron efectivas para forzar al Norte a abandonar su programa de armas nucleares.

Tras la infructuosa cumbre de febrero entre el presidente del Comité de Asuntos de Estado de Corea del Norte, Kim Jong-un, y el presidente estadounidense, Donald Trump, Seúl ha intensificado su intento de jugar un papel de mediador entre Pyongyang y Washington, reduciendo la brecha de las demandas respectivas y manteniendo vivos los diálogos estancados.

Seúl desea impulsar varios proyectos intercoreanos con Pyongyang, con la expectativa de que puedan animar al Norte a regresar a la mesa de negociaciones. La reapertura de un complejo industrial, en la ciudad norcoreana de Kaesong, fronteriza con el Sur, y la reanudación del programa turístico a la montaña Kumgang, en la costa este del Norte, han sido mencionadas frecuentemente como una posible cooperación.

Sin embargo, Washington considera que los proyectos podrían socavar las sanciones internacionales contra el régimen norcoreano, en un momento en el que los diálogos de desnuclearización han logrado un escaso progreso.

El nominado no hizo mención del complejo industrial o el programa turístico, pero señaló que trabajará duro para lograr la "unidad genuina" mediante la búsqueda de "varios métodos de cooperación".

Kim destacó que hará todo lo posible para abordar los desafíos humanitarios a los que se enfrentan las familias coreanas separadas durante la Guerra de Corea (1950-53).

El nominado a ministro señaló, destacando el papel surcoreano, que buscará la estrecha cooperación con EE. UU. y la comunidad internacional para lograr la cooperación intercoreana y librar al Norte de su programa de armas nucleares.

Kim dijo que, mediante la estrecha consulta entre Seúl y Washington, tratarán de encontrar una solución para la desnuclearización, mientras se consigue un mayor apoyo de la comunidad internacional para el progreso en las relaciones intercoreanas y el establecmiento de la paz en la península coreana.

paola@yna.co.kr

(FIN)

Inicio Subir