Go to Contents Go to Navigation

(3ª AMPLIACIÓN) Algunos funcionarios norcoreanos regresan a la oficina de enlace intercoreana

Últimas noticias 25/03/2019 19:05
Imagen de archivo de la oficina de enlace.

Seúl, 25 de marzo (Yonhap) -- Una parte del personal norcoreano ha regresado este lunes a la oficina de enlace intercoreana, en la ciudad fronteriza norcoreana de Kaesong, unos días después de que Corea del Norte retirase abruptamente a su personal de la oficina, según anunció el Ministerio de Unificación en Seúl.

"De cuatro a cinco funcionarios norcoreanos regresaron, en torno a las 8:10 a.m., a la oficina de enlace conjunta", dijo un funcionario del ministerio, agregando que, tras su regreso, se llevaron a cabo las consultas entre los jefes de la oficina de las dos Coreas y que la oficina se operará con normalidad en el futuro.

El funcionario también dijo que los norcoreanos dijeron que el compromiso de Corea del Norte permanece sin cambios para que la oficina de enlace intercoreana lleve a cabo los proyectos en consonancia con las declaraciones conjuntas entre las dos Coreas, refiriéndose, al parecer, a los acuerdos que alcanzaron sus líderes en sus tres cumbres celebradas el año pasado.

Sin embargo, el funcionario advirtió que aún se necesita ver si la operación de la oficina de enlace conjunta ha regresado completamente a la normalidad, ya que el número de funcionarios norcoreanos despachados allí es solo la mitad del nivel habitual.

El viernes pasado Corea del Norte notificó a Corea del Sur su decisión de retirarse de la oficina, diciendo que fue una decisión de la autoridad superior.

Los expertos y analistas dijeron que la retirada parece estar destinada a presionar a Seúl a hacer más cosas para persuadir a Estados Unidos a que reduzca sus demandas en las negociaciones de desnuclearización estancadas.

Su regreso se produjo después de que el presidente estadounidense, Donald Trump, tuiteara que ordenó la retirada de nuevas sanciones contra Corea del Norte, señalando, posiblemente, la intención de continuar las negociaciones de desnuclearización con el régimen comunista.

Lim Eul-chul, profesor del Instituto de Estudios de Extremo Oriente de la Universidad Kyungnam, dijo que cree que hicieron esto como una expresión de descontento por las negociaciones estancadas con Estados Unidos, pero como Trump retiró las sanciones, el Norte también está respondiendo a la decisión, enviando un mensaje a EE. UU.

Las dos Coreas abrieron la oficina de enlace en septiembre del año pasado para reforzar sus intercambios transfronterizos y reducir las tensiones, manteniendo abierto un canal de comunicación en todo momento. Fue un seguimiento a un acuerdo alcanzado por el presidente surcoreano, Moon Jae-in, y el presidente del Comité de Asuntos de Estado norcoreano, Kim Jong-un, en su cumbre celebrada en abril.

Los dos lados acordaron mantener una reunión semanal entre los cojefes de la oficina para discutir los temas pendientes, pero, desde el fracaso de la cumbre de febrero entre Kim y el presidente estadounidense, Donald Trump, no se han celebrado dichas reuniones, pese a que Seúl ha insistido en que no había problemas en la comunicación con el Norte.

Kim y Trump se reunieron el mes pasado en Hanói, Vietnam, para celebrar su segunda cumbre, pero fracasaron en alcanzar un acuerdo, ya que difirieron sobre la forma de ajustar los pasos de desnuclearización de Pyongyang con las concesiones de Washington, incluido un alivio de las sanciones.

La viceministra de Asuntos Exteriores de Corea del Norte, Choe Son-hui, amenazó, el 15 de marzo, con abandonar las negociaciones, diciendo que el régimen no tiene la intención de ceder a las demandas gansteriles de Washington. Añadió que Kim decidirá pronto si impulsar los diálogos y mantener su moratoria sobre los ensayos nucleares y de misiles.

Horas después de la retirada del Norte de la oficina de enlace, Trump tuiteó que ordenó la retirada de un plan para imponer sanciones adicionales contra Pyongyang, en lo que parece ser una medida para enviar un gesto de reconciliación a Pyongyang y mantener en curso los diálogos de desnuclearización.

Este lunes temprano, Corea del Sur envió a sus funcionarios a la oficina de enlace, con la esperanza de normalizar la línea de comunicación lo antes posible y seguir impulsando proyectos planificados con Corea del Norte, como reuniones de vídeo de familias separadas por la Guerra de Corea (1950-53).

Seúl recientemente recibió exenciones de sanciones relevantes en las reuniones de EE. UU. y el Consejo de Seguridad de las Naciones Unides y reservó un presupuesto necesario.

El funcionario del Ministerio de Unificación dijo que el Gobierno planteará el asunto con Corea del Norte a través de la oficina de enlace tan pronto como se complete su discusión interna.

adrian@yna.co.kr

(FIN)

Inicio Subir