Go to Contents Go to Navigation

(2ª AMPLIACIÓN) Pyongyang y Washington continúan sus diálogos sobre la agenda de la cumbre

Nacional 22/02/2019 22:44
El representante especial para los asuntos estadounidenses de Corea del Norte, Kim Hyok-chol (segundo por la izda.), parte de la Casa para Visitas de Estado de Hanói, el 22 de febrero de 2019, junto con Kim Song-hye, directora de la oficina táctica del Departamento del Frente Unido, y Choe Kang-il, director general en funciones para asuntos estadounidenses en el Ministerio de Asuntos Exteriores norcoreano.
(2ª AMPLIACIÓN) Pyongyang y Washington continúan sus diálogos sobre la agenda de la cumbre - 2
El principal enviado nuclear de Corea del Sur, Lee Do-hoon, llega al aeropuerto internacional de Hanói el 22 de febrero de 2019.

Hanói/Seúl, 22 de febrero (Yonhap) -- El representante especial para los asuntos estadounidenses del Comité de Asuntos de Estado norcoreano, Kim Hyok-chol, y el representante especial de Washington para la política sobre Pyongyang, Stephen Biegun, han mantenido diálogos durante horas, este viernes, en la capital vietnamita sobre la agenda para la segunda cumbre de sus líderes.

Las negociaciones sobre la agenda de la cumbre se produjeron horas después de que Washington dijera que el objetivo inmediato de Estados Unidos para la cumbre del 27-28 de febrero entre el presidente del Comité de Asuntos de Estado de Corea del Norte, Kim Jong-un, y el presidente estadounidense, Donald Trump, es suspender todos los programas norcoreanos de armas de destrucción masiva.

Kim Hyok-chol partió, en torno a las 8:50 a.m. (hora local), de la Casa para Visitas de Estado de Hanói. El funcionario estaba acompañado por otros dos funcionarios norcoreanos: Kim Song-hye, directora de la oficina táctica del Departamento del Frente Unido, y Choe Kang-il, director general en funciones para asuntos estadounidenses en el Ministerio de Asuntos Exteriores norcoreano.

El sedán llegó unos 10 minutos después al Hotel du Parc, en el centro de Hanói, donde se está hospedando Biegun.

Los norcoreanos regresaron a la casa de huéspedes alrededor de las 2:40 p.m., sugiriendo que las discusiones duraron hasta cinco horas y media.

Tres horas más tarde, las dos partes se reunieron nuevamente en el hotel y conversaron durante unas dos horas.

Las largas negociaciones siguieron a sus cuatro horas y media de diálogos el día anterior para elaborar un acuerdo que será ultimado en la cumbre entre Kim Jong-un y Donald Trump.

En declaraciones a los periodistas en Washington D.C., un funcionario de alto rango de la Administración Trump dijo que su prioridad es paralizar las capacidades nucleares y de misiles de Pyongyang, mientras que su objetivo "final y primordial" es la desnuclearización del régimen comunista.

El funcionario también dijo que desarrollar una "comprensión compartida de lo que es la desnuclearización" y armar de manera conjunta una hoja de ruta para la desnuclearización también serán temas clave.

Enfatizó que se requeriría un inventario completo del arsenal nuclear de Pyongyang, aunque no de inmediato.

Dijo que, eventualmente, van a necesitar una declaración completa para completar el proceso de desnuclearización, aunque espera que llegue antes del final, siendo esto básicamente el estándar internacional sobre cómo se puede abordar el problema de eliminación de armas de destrucción masiva.

El funcionario añadió que no sabe si Corea del Norte ya ha tomado la decisión de desnuclearizarse, pero la razón por la que están comprometidos es porque creen que existe una posibilidad.

Los comentarios se produjeron en medio de la creciente preocupación de que Trump podría haber reducido sus expectativas sobre lo que podría lograr en su polémico enfoque descendente hacia Pyongyang.

Algunos medios de comunicación surcoreanos han planteado la posibilidad de un "pequeño acuerdo" de la cumbre que pretende congelar el programa nuclear de Pyongyang y eliminar sus misiles balísticos intercontinentales.

Los medios de comunicación conservadores en Seúl expresaron su preocupación de que EE. UU. alivie algunas sanciones a Corea del Norte sin una "desnuclearización final y completamente verificada (FFVD, según sus siglas en inglés)".

De hecho, no hay una definición común de desnuclearización. Para EE. UU., la desnuclearización significa deshacerse del arsenal nuclear de la nación comunista. Pero el Norte aparentemente quiere un desarme mutuo, en el que EE. UU. derribaría su paraguas nuclear para Corea del Sur, incluyendo detener el despliegue de activos estratégicos de propulsión nuclear en la península.

En otra entrevista televisiva en la capital de Estados Unidos, el secretario de Estado, Mike Pompeo, reiteró que la tarea importante es reducir las amenazas militares contra los estadounidenses.

En medio de la especulación de que Corea del Sur podría ser marginada en negociaciones relacionadas, el principal enviado nuclear surcoreano, Lee Do-hoon, visitó Hanói este viernes para realizar consultas con Biegun para coordinar una estrategia de negociación.

Al llegar al aeropuerto internacional de Hanói, no reveló detalles sobre su agenda.

Lee dijo que es difícil decir sobre un programa específico con EE. UU. El funcionario expresó la esperanza de que las negociaciones de Biegun con Corea del Norte tengan éxito para ayudar a que la próxima cumbre produzca buenos resultados.

El principal enviado nuclear de Japón, Kenji Kanasugi, también se dirigió a Hanói más temprano en el día, según Kyodo News.

Mientras tanto, un equipo norcoreano, liderado por Kim Chang-son, un funcionario del Comité de Asuntos de Estado, ha estado recorriendo la ciudad aparentemente para decidir el itinerario del líder, el alojamiento y la ubicación de la cumbre.

Según se informa, el equipo también está en contacto con un grupo de funcionarios estadounidenses encabezado por Daniel Walsh, un asesor de la Casa Blanca, para afinar los detalles de las ocasiones para tomar fotos conjuntas de los líderes y otras apariciones públicas, como el momento de los apretones de manos entre Kim y Trump, y el ángulo de las cámaras.

También se determinará cuándo y cómo viajará Kim Jong-un a Hanói.

Según informes, el líder norcoreano podría usar el transporte terrestre desde Pyongyang. Kim voló a Singapur en junio del año pasado para el primer encuentro con Trump en un avión chino alquilado.

La ciudad fronteriza china de Dandong, una puerta de entrada para el transporte de Corea del Norte, podría estar preparándose para el paso del tren especial de Kim.

El hotel de Zhonglian decidió abruptamente el jueves por la tarde dejar de aceptar reservas para el sábado y el domingo, dijo una fuente local, añadiendo que no está aceptando extranjeros a partir del viernes y comenzó a cancelar las reservas, lo que podría estar relacionado con el viaje del presidente Kim.

Si Kim elige un viaje en tren, tardará unos días en llegar a Hanói, en comparación con varias horas de vuelo. Se espera que llegue a Hanói el lunes o el martes, en medio de la gran posibilidad de que se reúna con los líderes vietnamitas antes de la cumbre con Trump.

adrian@yna.co.kr

(FIN)

Inicio Subir