Go to Contents Go to Navigation

(AMPLIACIÓN) Moon dice que el turismo en la montaña Kumgang será el primer proyecto económico con Pyongyang

Nacional 18/02/2019 17:43
El 18 de febrero del 2019, el presidente surcoreano, Moon Jae-in (2º por la izda.), mantiene un almuerzo con los líderes religiosos del país, en su oficina, Cheong Wa Dae, en Seúl.

Seúl, 18 de febrero (Yonhap) -- El suspendido programa turístico a la montaña norcoreana Kumgang será, posiblemente, el primer programa económico con Corea del Norte en la era posterior a las sanciones contra el régimen comunista, ha dicho este lunes el presidente surcoreano, Moon Jae-in, mientras solicitó a los líderes budistas surcoreanos considerar la reanudación de un programa de intercambio con sus homólogos norcoreanos.

En una reunión con los principales líderes religiosos del país, Moon dijo que reanudar el programa de las estancias temporales en un templo norcoreano, situado en la montaña Kumgang, podría ayudar a reanudar el intercambio de personas con el Norte.

"Cuando comencemos la cooperación económica entre el Sur y el Norte, lo más fácil por lo que podemos empezar será, probablemente, el turismo a la montaña Kumgang y, si el (programa de) estancias temporales en el templo Singye puede empezar antes del turismo a la montaña Kumgang en una escala similar a la del pasado, adquirirá el significado del primer reinicio del camino hacia la montaña Kumgang", dijo el presidente en una reunión celebrada en su oficina, Cheong Wa Dae, donde participaron los líderes de siete religiones principales, incluidos los católicos, protestantes y budistas.

El 18 de febrero del 2019, el presidente surcoreano, Moon Jae-in (izda.), conversa con los líderes religiosos del país, antes de mantener un almuerzo en su oficina, Cheong Wa Dae, en Seúl.

El programa turístico a la montaña Kumgang fue suspendido en 2008, después de que una turista surcoreana falleciese tiroteada por un guardia norcoreano cerca del complejo hotelero.

Moon dijo previamente que el programa turístico, junto a todo proyecto económico intercoreano, podría ser reiniciado solo después de que el Norte se elimine a sí misma de las sanciones del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, abandonando sus ambiciones nucleares.

El presidente Moon expresó su esperanza de que la segunda cumbre Kim-Trump encamine hacia unos pasos de desnuclearización "específicos y visibles".

"Esperamos ver un gran progreso para la desnuclearización (de Corea del Norte) y la normalización de las relaciones de Corea del Norte-Estados Unidos, derivado de la segunda cumbre entre ambos que tendrá lugar la próxima semana", añadió el líder nacional.

El presidente del Comité de Asuntos de Estado norcoreano, Kim Jong-un, y el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, tienen previsto reunirse el 27 y 28 de febrero, en Hanói, Vietnam. Se reunieron por primera vez en junio, en Singapur.

En la reunión, Moon ha urgido apoyo a los esfuerzos del Gobierno para desnuclearizar Corea del Norte y mejorar las relaciones del país con la nación comunista.

Según el portavoz presidencial, Moon finalizó la reunión diciendo que ha pasado menos de un año desde la primera cumbre intercoreana y que se ha logrado un gran progreso en tan corto período de tiempo. Por tal motivo, el líder nacional dijo que cree que se continuarán logrando progresos en adelante.

El mandatario añadió que espera que los líderes religiosos sigan brindando apoyo para que la paz de la península coreana conduzca a la prosperidad en beneficio de todos, según informó el cuerpo de prensa de Cheong Wa Dae.

La reunión del lunes marcó la segunda de su tipo desde que Moon asumió el cargo en mayo del 2017.

El presidente pidió a los líderes religiosos que ayuden a unir su país.

Tal petición tiene lugar en medio de una creciente división entre los conservadores y liberales, además de entre ricos y pobres.

Moon dijo, en la reunión, que lo que los ancestros soñaron fue una república verdaderamente democrática; una nación donde todo el pueblo goce por igual de una buena posición económica y coexista en paz, dijo el presidente añadiendo que espera lograr dicho sueño con el pueblo.

Para tal fin, Moon pidió a los líderes religiosos que ayuden a conmemorar exitosamente el 100º aniversario del Movimiento por la Independencia del 1 de Marzo, subrayando que el movimiento de 1919, en sí mismo, fue organizado y llevado a cabo por 33 líderes y seguidores de diferentes religiones.

Tal historia de alianza y cooperación del pueblo, casi sin precedentes en el mundo, fue lograda por la dedicación y sacrificio del círculo religioso, algo de lo que se puede estar orgulloso, expresó Moon.

Añadió, que pide a los líderes religiosos presentes que compartan su sabiduría y también ayuden a abrir la senda hacia la integración del pueblo.

paola@yna.co.kr

(FIN)

Inicio Subir