Go to Contents Go to Navigation

Experto: El destino del complejo de Kaesong depende de la segunda cumbre entre Corea del Norte y EE. UU.

Corea del Norte 11/02/2019 19:16
Shin Han-yong, presidente de la Asociación Corporativa del Complejo Industrial de Kaesong, habla durante un seminario celebrado en la Asamblea Nacional, el 11 de febrero de 2019, el tercer aniversario del cierre del complejo.

Seúl, 11 de febrero (Yonhap) -- Una cumbre exitosa entre los líderes de Corea del Norte y Estados Unidos podría allanar el camino para la reanudación del complejo industrial intercoreano para este verano, más de tres años después de que cerrara en respuesta a las provocaciones de Pyongyang, ha dicho este lunes un experto con base en Seúl.

Hong Hyun-ik, investigador principal en el Instituto Sejong, un grupo de expertos en seguridad sin ánimo de lucro, planteó una cautelosa esperanza de reiniciar el complejo industrial de Kaesong, en la ciudad fronteriza norcoreana, antes del segundo diálogo nuclear entre el presidente del Comité de Asuntos de Estado de Corea del Norte, Kim Jong-un, y el presidente de EE. UU., Donald Trump, del 27 al 28 de febrero en Vietnam.

"Es prematuro ser optimista sobre la reanudación del complejo de Kaesong debido a las sanciones de la ONU sobre Corea del Norte, que se pueden resolver solo después de que Pyongyang tome medidas concretas de desnuclearización", dijo Hong durante un seminario celebrado en el tercer aniversario del cierre del parque industrial.

Hong dijo que, si Corea del Norte muestra un compromiso con la desnuclearización y Trump tiene la voluntad política, cree que el complejo de Kaesong podría reiniciarse este verano.

El observador sobre Corea del Norte dijo que es importante persuadir a los funcionarios estadounidenses de que el parque industrial puede proporcionar incentivos económicos importantes para que cambie el régimen de Pyongyang, dejando de lado su imagen actual como fuente de dinero para los programas de armas de Corea del Norte.

Una serie de medidas diplomáticas han generado nuevas esperanzas de que Washington podría ofrecer algo de alivio a Pyongyang, lo que podría impulsar proyectos intercoreanos, como el complejo industrial de Kaesong y los viajes al monte Kumgang.

Durante su discurso del Día de Año Nuevo, Kim Jong-un dijo que está dispuesto a reanudar los principales proyectos intercoreanos sin ninguna condición previa.

Si Corea del Norte y EE. UU. retroceden medio paso, eso llevaría a la apertura del parque industrial, dijo Hong.

Pyongyang quiere el alivio de sanciones como medidas correspondientes a los pasos que ha tomado desde su primera cumbre en Singapur el año pasado, como el desmantelamiento de un sitio de pruebas nucleares y de misiles. Washington ha exigido medidas más concretas de desnuclearización antes de hacer tal concesión, y los principales responsables de la formulación de políticas insisten en que la aplicación estricta de las sanciones incitó a Pyongyang a presentarse a las conversaciones.

Durante el seminario celebrado en la Asamblea Nacional, los empresarios surcoreanos pidieron al Gobierno que les permita visitar Kaesong para revisar el equipo que dejaron y proponer medidas de apoyo para el daño financiero sufrido en los últimos tres años.

Inaugurado en 2004, el complejo de Kaesong fue considerado un exitoso proyecto de cooperación económica transfronteriza, ya que combinó el capital de Corea del Sur con la mano de obra barata de Corea del Norte. Pero cesó sus operaciones en febrero de 2016, después de que el Gobierno de Seúl anunciara su cierre en represalia por las provocaciones nucleares y de misiles de Pyongyang.

Más de 120 empresas surcoreanas habían operado plantas en el complejo de Kaesong y no se les ha otorgado permiso gubernamental para visitarlas.

adrian@yna.co.kr

(FIN)

Inicio Subir