Go to Contents Go to Navigation

(2ª AMPLIACIÓN) Trump dice que la segunda cumbre entre Corea del Norte y EE. UU. se celebrará en Hanói

Nacional 09/02/2019 11:24
En la imagen, proporcionada por la Televisión de Noticias Yonhap, se muestra al presidente del Comité de Asuntos de Estado de Corea del Norte, Kim Jong-un (izda.), y al presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

Seúl, 9 de febrero (Yonhap) -- El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha dicho, el viernes (hora de Washington), que su segunda reunión con el presidente del Comité de Asuntos de Estado de Corea del Norte, Kim Jong-un, tendrá lugar en Hanói, Vietnam.

Trump confirmó, en un mensaje de Twitter, que la segunda cumbre entre Estados Unidos y Corea del Norte se llevará a cabo, del 27 al 28 de febrero, en la capital vietnamita.

El tuit tuvo lugar después de que el representante especial de EE. UU. para la política sobre Corea del Norte, Stephen Biegun, sostuviera conversaciones previas a la cumbre, del miércoles al viernes, con su homólogo norcoreano, Kim Hyok-chol, en Pyongyang. El Departamento de Estado de EE. UU. calificó a Kim como el "representante especial para los asuntos estadounidenses del Comité de Asuntos de Estado".

"Mis representantes acaban de partir de Corea del Norte después de una reunión muy productiva y de acordar la fecha y hora para la segunda cumbre con Kim Jong-un", escribió Trump en Twitter, añadiendo: "Se llevará a cabo en Hanói, Vietnam, el 27 y 28 de febrero. ¡Estoy deseando ver al presidente Kim y promover la causa de la paz!".

El líder estadounidense anunció, el martes, que su segunda reunión con Kim se celebraría en Vietnam, pero no reveló la ciudad anfitriona.

Al parecer, Trump era partidario de Da Nang, a donde había viajado en 2017 para una sesión de la Cooperación Económica Asia-Pacífico (APEC), mientras que Kim quería que la cumbre se celebrara en Hanói, en donde su país tiene una embajada.

Según los informes, Kim Jong-un planea hacer una visita de Estado a Vietnam justo antes o después de la cumbre con Trump.

Aunque la primera cumbre entre Corea del Norte y Estados Unidos, celebrada el año pasado en Singapur, fue, en cierto modo, simbólica, ya que simplemente sentó las bases para que se pudieran realizar progresos, muchos creen que la segunda debería producir resultados más tangibles para mantener el avance del incipiente proceso de paz en la península coreana.

Desde la primera cumbre, los diálogos se han encontrado estancados, ya que Washington ha presionado a Pyongyang para que tome medidas concretas y sustanciales para su desarme nuclear, mientras que Corea del Norte ha estado exigiendo medidas "correspondientes" de los Estados Unidos para sus pasos de desnuclearización, que pueden incluir un alivio parcial de las sanciones.

Algunos observadores han planteado la posibilidad de que los líderes acuerden declarar el fin oficial de la Guerra de Corea de 1950-53 y establecer una oficina de enlace de Estados Unidos en la capital norcoreana, algo que Pyongyang ha deseado.

A cambio, el régimen comunista podría acceder a desmantelar completamente su complejo nuclear de Yongbyon.

Aunque no se ha confirmado nada sobre lo que acordarán las dos naciones en la próxima cumbre, Trump insinuó que Estados Unidos podría ayudar a Corea del Norte a reactivar su economía si llegan a un acuerdo, llegando a convertirse en una gran potencia económica.

elena@yna.co.kr

(FIN)

Inicio Subir