Go to Contents Go to Navigation

(AMPLIACIÓN) Los objetores de conciencia cumplirán su servicio militar en correccionales durante 36 meses

Nacional 28/12/2018 15:19
(AMPLIACIÓN) Los objetores de conciencia cumplirán su servicio militar en correccionales durante 36 meses - 1

Seúl, 28 de diciembre (Yonhap) -- Los surcoreanos que rehúsen cumplir su servicio militar obligatorio por motivos religiosos estarán sujetos a cumplir un servicio alternativo en correccionales durante tres años, casi el doble de la duración del servicio en el Ejército de Tierra, ha dicho este viernes el Ministerio de Defensa.

El ministerio publicó un anuncio sobre la enmienda propuesta de la Ley del Servicio Militar y un nuevo proyecto de ley sobre la introducción del programa a partir del 2020, cerrando meses de acalorado debate que enfrentó a los defensores de los derechos humanos contra los críticos, en su mayoría conservadores.

El Tribunal Constitucional ratificó en junio la sentencia de criminalizar la objeción de conciencia, pero ordenó una enmienda de la ley de reclutamiento para finales del próximo año, a fin de permitir su servicio alternativo.

En Corea del Sur, todo hombre físicamente apto debe cumplir el servicio militar durante 21 meses en el Ejército, 23 meses en la Armada o 24 meses en la Fuerza Aérea. La Administración Moon Jae-in trata de recortar el período hasta los 18, 20 y 22 meses, respectivamente, para el año 2021.

El ministerio dijo, en un comunicado de prensa, que ha tratado de elaborar una alternativa razonable al servicio militar que armonice con la libertad de conciencia, y que la decisión se basa en una serie de principios.

Los principios son el mantenimiento de la equidad con respecto a los soldados en servicio activo, la prevención de cualquier explotación del servicio alternativo para evitar el alistamiento militar y el respeto a las normas internacionales de forma que no comprometa la preparación de seguridad.

Conforme al nuevo proyecto de ley, se establecerá un panel dependiente del Ministerio de Defensa para deliberar sobre las solicitudes del servicio alternativo.

El ministro de Defensa, Jeong Kyeong-doo, nombrará oficialmente a 29 miembros del panel, 10 de los cuales serán nombrados por la Comisión Nacional de los Derechos Humanos de Corea del Sur (NHRC, según sus siglas en inglés), 10 por el ministro de Justicia y 9 por el propio ministro de Defensa. El jefe del grupo será seleccionado a través de una votación de sus miembros.

Toda persona que falsifique su documento de solicitud o declaración para cumplir el servicio alternativo hará frente a una sentencia de entre 1 y 5 años de prisión.

Los solicitantes que sean aprobados cumplirán su servicio en prisiones, centros de detención u otras instituciones correccionales para llevar a cabo papeles que no involucren el uso de armas de fuego o de otro tipo, incluido el posible uso de una fuerza letal o la destrucción de cualquier instalación.

El período de cumplimiento también será de 36 meses para los otros miembros del servicio alternativo, como doctores de salud pública. Sin embargo, el período podrá ser reajustado en un año tras su deliberación en el Gabinete y la aprobación del presidente.

El Ministerio de Defensa desea presentar dos proyectos de ley a la Asamblea Nacional a principios del próximo año, tras más consultas con los ministerios pertinentes y una revisión del Ministerio de Legislación Gubernamental.

En los últimos meses el ministerio se ha esforzado para reflejar tanto las demandas de los objetores y activistas de los derechos humanos como la preocupación sobre la equidad y un posible aumento en las solicitudes para el servicio alternativo. Durante el período, el ministerio mantuvo una serie de auditorías públicas y sondeos e informó al Parlamento y a los medios de prensa.

Sin embargo, la NHRC expresó su preocupación, señalando que las medidas gubernamentales podrían carecer de fundamentos razonables para establecer los detalles sobre las formas de servicio militar alternativo.

Choi Young-ae, jefa del supervisor de derechos humanos del país, dijo que la NHRC expresó su profunda preocupación de que las medidas del Ministerio de Defensa no reflejen completamente la intención de la decisión del Tribunal Constitucional y los estándares internacionales de los derechos humanos.

Asimismo, mostró su esperanza de que la Asamblea Nacional delibere exhaustivamente sobre los proyectos de ley, de forma que se puedan corregir los posibles problemas en la implementación del programa.

Choi Young-ae, jefa de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos de Corea del Sur (foto de archivo)

felicidades@yna.co.kr

(FIN)

Inicio Subir