Go to Contents Go to Navigation

La ONU aprueba una resolución condenando el abuso de los DD. HH. norcoreanos

Últimas noticias 18/12/2018 09:59
La ONU aprueba una resolución condenando el abuso de los DD. HH. norcoreanos - 1

Nueva York, 17 de diciembre (Yonhap) -- Las Naciones Unidas han aprobado, el lunes (hora local), una resolución exigiendo responsabilidades por las flagrantes violaciones de los derechos humanos en Corea del Norte.

La resolución se adoptó por consenso en una reunión de la Asamblea General de las Naciones Unidas, que supone la adopción de tal tipo de documento por 14º año seguido.

Esta vez tuvo lugar en un año en que se experimentó una diplomacia enérgica con Corea del Norte para desmantelar su programa de armas nucleares.

Las negociaciones sobre la desnuclearización han estado estancadas, y la resolución sirvió para resaltar la falta de progreso en abordar los graves abusos de los derechos humanos atribuidos al régimen de Pyongyang.

La Asamblea General "condena las violaciones de los derechos humanos sistemáticas, generalizadas y flagrantes que la República Popular Democrática de Corea está llevando a cabo (dentro de su territorio), desde hace mucho tiempo", dijo la resolución, en referencia al Norte por su nombre oficial.

En particular, citó los abusos que la Comisión de Investigación de la ONU dijo, en 2014, que podrían constituir crímenes de lesa humanidad y la continua impunidad de tales violaciones, que incluyen la tortura, violación, ejecuciones públicas y el uso de la pena de muerte por motivos políticos y religiosos.

La asamblea "exhorta" al Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas a "tomar el acto debido para garantizar la rendición de cuentas", como la consideración de la remisión de la situación al Tribunal Penal Internacional.

Asimismo, insta al consejo que considere más sanciones para "apuntar eficazmente contra aquellos que parecen ser los más responsables de las violaciones de los derechos humanos", en una referencia aparente al presidente del Comité de Asuntos de Estado norcoreano, Kim Jong-un.

La ONU ha demandado reiteradamente tal acto desde 2014.

El enviado principal de Corea del Norte ante la ONU rechazó tales acusaciones, llamándolas "las palabras falsas más despreciables" inventadas por un manojo de desertores que escaparon del país tras haber cometido crímenes.

Asimismo, atacó a Japón, uno de los dos autores principales de la resolución. El texto fue redactado conjuntamente por la Unión Europea, con contribuciones de otros países miembros, incluida Corea del Sur.

El embajador Kim Song dijo, en la sesión de la ONU, que su delegación expresa profunda preocupación y sorpresa ante el hecho de que el Estado criminal Japón, que cometió crímenes de clase A contra la humanidad, como el secuestro y la esclavitud sexual en el pasado, esté hablando sobre el tema de los derechos humanos en Corea del Norte, en lugar de sobre la liquidación de su sucio historial de los derechos humanos y una disculpa oficial y compensación a las víctimas.

La resolución de este año contiene la referencia a la última resolución del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, en la que todos los Estados miembros de la ONU están obligados a repatriar a los trabajadores norcoreanos en dos años.

Se cree que los trabajadores son una fuente de ingresos para el Gobierno norcoreano en su desarrollo de armas nucleares y misiles balísticos.

La resolución acoge con agrado "los esfuerzos diplomáticos en curso", una referencia probable a las cumbres históricas de este año entre Kim Jong-un y el presidente surcoreano, Moon Jae-in, además de entre Kim y el presidente estadounidense, Donald Trump.

También señala la importancia del diálogo y los compromisos para la mejora de la situación de los derechos humanos.

Sobre el tema de las familias surcoreanas y norcoreanas separadas por la Guerra de Corea de 1950-53, la resolución congratula la reanudación de las reuniones en agosto y los compromisos realizados en la cumbre intercoreana de septiembre para resolver sustancialmente el tema.

Asimismo, exhorta al Consejo de Seguridad a seguir con las discusiones sobre la situación de los derechos humanos del Norte, un esfuerzo que empezó en 2014 pero que no logró materializarse este año debido a la falta de respaldo.

EE. UU. retiró este mes su petición de una sesión, después de obtener solo ocho de los nueve votos necesarios.

Los funcionarios norcoreanos circularon el lunes un comunicado al cuerpo de prensa de la ONU, reclamando que la reunión frustrada era la prueba de que fue correcto argumentar que el Consejo de Seguridad no es un foro para las discusiones de los derechos humanos.

En la imagen de televisión, tomada de la página de la ONU, se muestra al embajador norcoreano ante las Naciones Unidas, Kim Song.

jisooaw@yna.co.kr

(FIN)

Inicio Subir