Go to Contents Go to Navigation

Nuestra página web usa cookies y otras tecnologías de recopilación de datos para optimizar los servicios. Se sobrentiende que, al mantener el acceso, el usuario da su consentimiento tanto a nuestra Política de Privacidad, como al uso de esas tecnologías. Ver más

El Tribunal Supremo ordena a Mitsubishi indemnizar a las víctimas coreanas del trabajo forzado en tiempos de guerra

Últimas noticias 29/11/2018 16:35
El Tribunal Supremo ordena a Mitsubishi indemnizar a las víctimas coreanas del trabajo forzado en tiempos de guerra - 1

Seúl, 29 de noviembre (Yonhap) -- El Tribunal Supremo de Corea del Sur ha ratificado, este jueves, dos sentencias del tribunal de apelaciones que ordenaron a una compañía japonesa a compensar a los coreanos víctimas de trabajos forzados durante la Segunda Guerra Mundial.

Los cuatro magistrados dictaron las decisiones sobre dos demandas por daños y perjuicios contra Mitsubishi Heavy Industries Ltd.

El tribunal confirmó las dos sentencias, una que ordena a Mitsubishi a indemnizar a cuatro mujeres y a la familiar de una víctima, entre 100 millones y 120 millones de wones (89.000-109.000 dólares) cada una, y otra que ordena a la empresa compensar a otras seis víctimas de los trabajos forzados con 80 millones de wones (71.441 dólares) cada una.

Las sentencias tuvieron lugar alrededor de un mes después de que el Tribunal Supremo ratificara la sentencia de apelación del año 2013, que ordenó a Nippon Steel & Sumitomo Metal Corp. a pagar como compensación 100 millones de wones (89.301 dólares) a cada demandante coreano. El fallo del 30 de octubre empeoró aún más las frías relaciones entre Seúl y Tokio.

El Tribunal Supremo estuvo de acuerdo con la decisión del mes pasado, de que el tratado de 1965, firmado entre Corea del Sur y Japón para resolver los temas de la era colonial, no rescinde los derechos de los individuos a reclamar daños y perjuicios.

Las mujeres víctimas y los familiares presentaron una demanda por daños y perjuicios en 2012 por trabajar en 1944, sin recibir remuneración, en una planta de aviones de Mitsubishi en Nagoya.

Las víctimas afirman que fueron engañadas por el director de su escuela, quien les hizo creer que ganarían mucho dinero si se enlistaban en el Cuerpo de Trabajo Voluntario de Mujeres Coreanas.

Habían demandado en Japón a la firma japonesa, pero el Tribunal Supremo sentenció a favor de Mitsubishi en 2008, por lo que presentaron una demanda en Corea del Sur, ganando la apelación en 2015, que ordenó a Mitsubishi pagar un total de 562 millones de wones (501.875 dólares), o alrededor de 100 millones de wones (89.301 dólares) a cada una.

Las otras seis víctimas presentaron demandas por daños y perjuicios contra Mitsubishi por hacerles trabajar sin pagar en la planta de municiones y astillero de Mitsubishi en Hiroshima, en 1944.

Corea estuvo bajo el brutal régimen colonial de Japón de 1910-45. Corea del Sur dice que los líderes japoneses no se arrepienten honestamente por las atrocidades del pasado y rechazan asumir la responsabilidad legal plena. Japón reclama que los temas de compensación quedaron resueltos con el tratado de 1965, que normalizó sus lazos diplomáticos.

Kim Seong-ju, una de las demandantes del grupo de trabajos forzados, derramó lágrimas mientras hablaba en una rueda de prensa celebrada previamente por los grupos civiles que abogan por las víctimas en tiempos de guerra.

Kim, de 90 años de edad, dijo que ha albergado rencor toda su vida y que sigue viviendo como si todos sus huesos sobresalieran, subrayando que eso es el peso de su rencor.

Kim Seong-ju, una víctima del trabajo forzado por Japón en tiempos de guerra, habla en una rueda de prensa realizada, el 29 de noviembre del 2018, frente al Tribunal Supremo, en Seúl.

jisooaw@yna.co.kr

(FIN)

Inicio Subir