Go to Contents Go to Navigation

Nuestra página web usa cookies y otras tecnologías de recopilación de datos para optimizar los servicios. Se sobrentiende que, al mantener el acceso, el usuario da su consentimiento tanto a nuestra Política de Privacidad, como al uso de esas tecnologías. Ver más

(AMPLIACIÓN) EE. UU. buscó diálogos secretos de alto nivel con las dos Coreas en 1979

Últimas noticias 25/11/2018 13:27
En esta foto de archivo del 1 de julio de 1979, el entonces presidente de Corea del Sur, Park Chung-hee (dcha.), da la mano a su homólogo de Estados Unidos, Jimmy Carter, en Cheong Wa Dae en Seúl.

Seúl, 25 de septiembre (Yonhap) -- Estados Unidos impulsó diálogos de alto nivel con Corea del Sur y Corea del Norte para reducir las tensiones militares a finales de la década de los setenta en medio de una controversia sobre una retirada de soldados o un plan de reducción, según han mostrado este domingo documentos diplomáticos desclasificados.

La desavenencia entre los presidentes de los aliados en ese momento, Park Chung-hee y Jimmy Carter, sobre el tamaño de las Fuerzas Armadas Estadounidenses en Corea del Sur (USFK, según sus siglas en inglés) se destacó en una transcripción de sus diálogos en Seúl el 30 de junio de 1979.

"No puedo prometer que congelaremos los niveles de las fuerzas", dijo Carter a Park según un documento de la Casa Blanca sobre su conversación de una hora.

Carter cuestionó el compromiso de Corea del Sur para un aumento en los presupuestos de defensa para contrarrestar la rápida acumulación militar de Corea del Norte.

Park enfatizó que su Ejército estaba haciendo esfuerzos para reforzar el poder de combate, pero que necesitaba más tiempo.

Cater dijo que, según tenía entendido, Park estaba especialmente preocupado por la presencia de la Segunda División de Infantería y el Comando de Fuerzas Combinadas de Corea del Sur-Estados Unidos (CFC), y le preguntó al entonces líder surcoreano si también quería que EE. UU. mantuviera su "paraguas protector nuclear".

Park dijo que sí y Carter volvió a preguntar: "Si decidimos modificar o reducir otros niveles de fuerza, ¿desearía notificaciones y consultas adecuadas?". A lo que Park volvió a responder afirmativamente.

En la cumbre, Carter confirmó la clara oposición de Corea del Sur a la retirada de las USFK o a una reducción de escala, a medida que las amenazas militares del Norte aumentaban. La Guerra de Corea de 1950-53 terminó en un armisticio, no en un tratado de paz.

Carter pronto aceleró un impulso para dialogar con Corea del Norte sobre cómo aliviar las tensiones.

El Gobierno de Jimmy Carter eligió Yakarta como sede de la reunión trilateral de altos funcionarios planificada.

Es "particularmente conveniente para las tres partes, ya que cada una tiene una representación oficial en la capital, lo que puede servir para apoyar a las delegaciones para conversaciones tripartitas", según un cable diplomático.

El Gobierno de Indonesia desempeñó el papel de mensajero entre EE. UU. y Corea del Norte en ese momento.

Carter expresó su gratitud al presidente indonesio del momento, Suharto, por el apoyo del país del Sudeste Asiático en una carta personal diciendo que "su gesto diplomático ha hecho posible comenzar un proceso que solo puede servir para reducir las tensiones en Asia y contribuir a la paz en el mundo", dijo Carter en el documento de 1979 hallado y publicado por James F. Person, un académico estadounidense.

Person, profesor de Estudios Coreanos en la Escuela de Estudios Internacionales Avanzados de la Universidad John Hopkins, está liderando un proyecto de investigación sobre documentos diplomáticos de EE. UU. relacionados con Corea.

Otro documento sugirió que Carter buscó una sesión tripartita desde los primeros meses de su mandato en 1977.

Su asesor de Seguridad Nacional, Zbigniew Brzezinski, envió una nota, fechada el 5 de agosto de 1977, al secretario de Estado, Cyrus Vance, en la que ponía que "el presidente leyó su documento sobre las posibles discusiones trilaterales entre Corea del Norte, Corea del Sur y Estados Unidos, y ha indicado que debería proceder a implementar los pasos sugeridos".

EE. UU. también tenía un plan para invitar a China a una "conferencia política" a cuatro bandas, ya sea como miembro a tiempo completo o como simple observador.

En el mensaje se lee que "alternativamente, si los chinos eligen no participar en absoluto, estaríamos dispuestos a participar en discusiones trilaterales con los norcoreanos y los surcoreanos para considerar asuntos de interés mutuo, incluido el futuro del Comando de la ONU y otras medidas para reducir las tensiones en la península".

Pero los esfuerzos del Gobierno de Carter para tales diálogos no dieron frutos, aparentemente, ya que el Norte mostró una respuesta tibia.

Copia de un documento de la Casa Blanca sobre la cumbre entre el expresidente de Estados Unidos Jimmy Carter y su homólogo surcoreano, Park Chung-hee, en Seúl el 30 de junio de 1979. La proporcionó James F. Person, profesor de Estudios Coreanos en la Escuela de Estudios Internacionales Avanzados de la Universidad John Hopkins.
Copia de un documento diplomático que muestra la carta del expresidente de Estados Unidos Jimmy Carter al expresidente de Indonesia Suharto, en junio de 1979. La proporcionó James F. Person, profesor de Estudios Coreanos en la Escuela de Estudios Internacionales Avanzados de la Universidad John Hopkins.

adrian@yna.co.kr

(FIN)

Inicio Subir