Go to Contents Go to Navigation

El nuevo jefe de la OMI promete finalizar un plan de acción sobre el cambio climático

Últimas noticias 23/11/2018 15:24
La imagen muestra al surcoreano Lim Ki-tack, jefe de la Organización Marítima Internacional (OMI), quien ha sido elegido por unanimidad, el 22 de noviembre del 2018, para un segundo período de cuatro años como secretario general de la organización, extendiendo su mandato hasta 2023. (Imagen de la OMI)

Londres, 22 de noviembre (Yonhap) -- Lim Ki-tack, el jefe surcoreano de la Organización Marítima Internacional (OMI), reelegido recientemente para el puesto, ha dicho, este jueves, que tratará de completar el plan de acción del órgano de las Naciones Unidas sobre el cambio climático durante su mandato extendido.

Lim hizo los comentarios en una entrevista con la Agencia de Noticias Yonhap, poco después de lograr su segundo mandato. En el 121er. Consejo de la OMI en Londres, Lim recibió el voto unánime de los 40 Estados miembros sobre su consejo rector para su segundo mandato como secretario general.

Estaba previsto que su mandato actual, por cuatro años, acabase en 2019, y Lim, de 62 años de edad, permanecerá ahora en el puesto hasta 2023. La OMI, con sede en Londres, es una agencia especializada de la ONU a cargo de la protección y seguridad del tráfico marítimo.

Lim dijo que su primera meta es acabar el plan de acción de la OMI sobre el cambio climático en medio del tema actual de los buques automatizados. Añadió que, antes de dejar la OMI, elaborará un plan general sobre qué papel jugará el órgano hasta el 2050, en consonancia con la meta de crecimiento sostenible de las Naciones Unidas.

La OMI elaboró en abril una estrategia inicial para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero de los buques, la versión más avanzada entre todas las industrias, y se ha estado discutiendo dicho plan desde entonces.

Lim, quien antiguamente fungió como jefe de la Autoridad Portuaria de Busan, a cargo de supervisar las instalaciones portuarias en la segunda ciudad portuaria más importante del país, también prometió esfuerzos para ayudar a los países en vías de desarrollo a adaptarse con más facilidad a las nuevas normas marítimas internacionales.

Comentó que tratará de hacer que arraigue en la OMI una estrategia y cultura inclusivas, bajo las que los países en vías de desarrollo irán de la mano con los países avanzados en la observancia de nuevos criterios internacionales.

Lim, quien ha pasado las tres últimas décadas trabajando para diversas organizaciones marítimas y sirvió en múltiples puestos dentro y fuera de la organización, atribuyó su reelección a sus esfuerzos consistentes para actuar como puente entre las naciones miembros de la organización.

Añadió que, basándose en las experiencias obtenidas de su carrera como servidor público en Corea del Sur, ha estado tratando de eliminar conflictos de interés, promocionando el diálogo y las discusiones entre los países miembros.

Lim admitió que es realmente duro encontrar puntos en común entre los 174 países miembros de la ONU a la hora de tomar decisiones sobre temas de política cruciales, como es, a menudo, el caso de cualquier organización internacional.

Cuando se presenta un tema específico, las opiniones entre los miembros son al principio polos opuestos, dijo Lim, añadiendo que, no obstante, ha tratado de convencerlos para que se sienten a la mesa de negociaciones a fin de trabajar las diferencias.

Añadió que un buen ejemplo es el cambio clmático. Las políticas del cambio climático tienen un impacto enorme en los miembros, ya que podrían afectar al diseño y la operación de buques. Los intereses de los países orientados al medio ambiente chocan considerablemente con aquellos productores de combustible fósil, explicó.

Haciendo mención a los sectores de la construcción naval y transporte marítimo -que están pasando dificultades-, Lim enfatizó la necesidad de enfrentarse a los cambios internacionales de manera proactiva, diciendo que estos sectores podrán subir otra vez súbitamente cuando tengan la capacidad de comprender los cambios internacionales de antemano y de analizarlos de forma exhaustiva.

El sector de la construcción naval surcoreano ha sido duramente afectado por el descenso en los pedidos y el aumento de los gastos, mientras que el sector del transporte marítimo también ha estado languideciendo en medio de la crisis en la industria global y otros factores negativos.

jisooaw@yna.co.kr

(FIN)

Palabras clave
Inicio Subir