Go to Contents Go to Navigation

Nuestra página web usa cookies y otras tecnologías de recopilación de datos para optimizar los servicios. Se sobrentiende que, al mantener el acceso, el usuario da su consentimiento tanto a nuestra Política de Privacidad, como al uso de esas tecnologías. Ver más

Experto: Los malos recuerdos de 'confesión diplomática' podrían ser la razón de la negativa de Corea del Norte a declarar su programa nuclear

Últimas noticias 22/11/2018 21:19
Esta imagen, proporcionada por la Televisión de Noticias Yonhap, muestra al líder norcoreano, Kim Jong-un. (Foto de archivo)

Seúl, 22 de noviembre (Yonhap) -- La negativa de Corea del Norte a presentar una declaración de sus armas e instalaciones nucleares podría deberse a la preocupación de que la medida podría terminar provocando críticas internacionales y otros efectos secundarios inesperados y complicar las negociaciones de desnuclearización, dijo un experto surcoreano.

Presuntamente, Estados Unidos quiere que Pyongyang le proporcione una lista completa de sus armas e instalaciones nucleares como un paso hacia su desmantelamiento. Corea del Norte se niega a hacerlo, y el presidente del Comité de Asuntos de Estado norcoreano, Kim Jong-un, dice que eso equivale a darle a EE. UU. una lista de objetivos para los ataques.

Jun Bong-geun, un experto en seguridad de la Academia Diplomática Nacional de Corea del Sur (KNDA, según sus siglas en inglés), dijo en un documento publicado recientemente que Corea del Norte tiene malos recuerdos de su "confesión" diplomática, como su reconocimiento en 2002 de que el país secuestró a ciudadanos japoneses en los años setenta y ochenta.

En aquel momento, el Norte esperaba que la confesión, hecha en una cumbre entre el entonces líder Kim Jong-il y el primer ministro japonés del momento, Junichiro Koizumi, ayudaría a avanzar en los esfuerzos para normalizar las relaciones con Japón, pero la medida terminó empeorando el sentimiento público de Japón sobre Pyongyang y complicando las negociaciones de normalización.

Pyongyang podría estar preocupado de que sincerarse sobre sus programas nucleares pudiera enfrentar un destino similar, dijo Jun.

Corea del Norte podría haber determinado que, si presenta una declaración nuclear, podría enfrentar críticas internacionales por poseer armas nucleares o por no presentar una declaración completa ni las demandas internacionales de desmantelamiento e inspección inmediatas, lo que finalmente llevaría a que la fase de diálogo se desmorone, dijo el experto.

Jun también dijo que el Norte, cuando fue presionado por EE. UU., admitió haber ejecutado un programa secreto de enriquecimiento de uranio en 2002, pero la admisión dio lugar a la desintegración del acuerdo de desnuclearización de 1994 entre ambas partes y al actual enfrentamiento nuclear.

adrian@yna.co.kr

(FIN)

Inicio Subir