Go to Contents Go to Navigation

Nuestra página web usa cookies y otras tecnologías de recopilación de datos para optimizar los servicios. Se sobrentiende que, al mantener el acceso, el usuario da su consentimiento tanto a nuestra Política de Privacidad, como al uso de esas tecnologías. Ver más

Corea del Sur está bien preparada para lidiar con la normalización monetaria de EE. UU.

Últimas noticias 20/11/2018 17:54
Esta fotografía proporcionada por el Banco de Corea (BOK, según sus siglas en inglés) muestra a Agustín Carstens, director general del Banco de Pagos Internacionales (BPI), hablando en una conferencia de prensa en Seúl el 20 de noviembre de 2018.

Seúl, 20 de noviembre (Yonhap) -- La economía de Corea del Sur está bien preparada para enfrentar las consecuencias de la normalización monetaria en curso de Estados Unidos gracias a su sistema financiero estable y un sólido crecimiento, ha dicho este martes el director de una organización internacional.

El banco central de EE. UU. anunció anteriormente su plan de normalización monetaria, elevando constantemente su tasa de fondos a un rango del 2 al 2,25 por ciento desde cerca de cero. Se espera que aumente la tasa en un cuarto de punto porcentual en diciembre.

En un momento de aumento de las tasas de interés, algunas economías emergentes han estado experimentando nervios financieros a medida que los inversores extranjeros retiran su dinero de ciertos países.

Agustín Carstens, director general del Banco de Pagos Internacionales (BPI), dijo que Corea del Sur es lo suficientemente fuerte y está lo bastante preparada para superar el "inevitable" cambio de políticas monetarias iniciado por la Reserva Federal de EE. UU.

De los países que han sido receptores de capital extranjero, Corea del Sur destaca como uno de los más fuertes, dijo Carstens, quien tomó el mando del BPI en diciembre del año pasado, en una reunión de prensa en Seúl, añadiendo que Corea del Sur tiene una posición macroeconómica "muy fuerte".

Citó la inflación bien controlada, el sistema financiero estable y las suficientes reservas extranjeras de Corea del Sur para amortiguar el impacto del ajuste monetario liderado por EE. UU.

El exjefe del banco central mexicano dijo que aunque se podría ver volatilidad a corto plazo, está muy seguro de que Corea del Sur podrá manejar con éxito este proceso de políticas monetarias en curso.

Una tasa de interés más alta en Estados Unidos también influirá en el Banco de Corea (BOK, según sus siglas en inglés), que ha mantenido la tasa de interés en un 1,5 por ciento desde noviembre del año pasado.

Si la Reserva Federal de EE. UU. aumenta la tasa de sus fondos el próximo mes según lo previsto, la brecha de la tasa entre Corea del Sur y EE. UU. alcanzará hasta 1 punto porcentual.

Un aumento de la tasa de expansión podría desencadenar una salida de inversión extranjera de Corea del Sur, donde los extranjeros poseen más del 30 por ciento de todas las acciones en el mercado.

El BOK celebrará su reunión para la fijación de los tipos el 30 de noviembre.

adrian@yna.co.kr

(FIN)

Inicio Subir