Go to Contents Go to Navigation

Moon y Xi acuerdan cooperar estrechamente para una exitosa segunda cumbre entre Pyongyang y Washington

Nacional 18/11/2018 10:23
El presidente de Corea del Sur, Moon Jae-in (izda.), y su homólogo chino, Xi Jinping, posan ante la cámara antes de sus diálogos bilaterales, el 17 de noviembre de 2018, en Papúa Nueva Guinea.

Seúl, 18 de noviembre (Yonhap) -- El presidente de Corea del Sur, Moon Jae-in, y su homólogo chino, Xi Jinping, han acordado el sábado trabajar estrechamente para el éxito de una posible segunda cumbre entre Corea del Norte y Estados Unidos durante sus diálogos en Papúa Nueva Guinea, según informó la oficina presidencial, Cheong Wa Dae.

Moon y Xi se reunieron para discutir sobre los esfuerzos de paz en la península coreana y otras cuestiones al margen del Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico (APEC, según sus siglas en inglés) en la isla del Pacífico.

"Los dos líderes juzgaron que la segunda cumbre entre Pyongyang y Washington y la visita del presidente del Comité de Asuntos de Estado norcoreano, Kim Jong-un, a Seúl marcarán un punto de inflexión crucial para la resolución de las cuestiones de la península coreana", dijo el portavoz presidencial, Kim Eui-kyeom, tras la cumbre.

Pyongyang y Washington han estado buscando programar una segunda cumbre entre el líder norcoreano y el presidente estadounidense, Donald Trump, para lograr avances en sus negociaciones estancadas para la desnuclearización del Norte.

Seúl ha estado esperando que Kim realice una visita a Corea del Sur, en respuesta a la visita de Moon a Pyongyang para celebrar su tercera cumbre intercoreana, que tuvo lugar en septiembre.

La cumbre Moon-Xi se debe a que el presidente surcoreano está tratando de obtener el apoyo internacional para mantener a Pyongyang en el camino de la desnuclearización, en medio del creciente escepticismo internacional sobre su desarme.

En la cumbre, Xi dijo que apoya los esfuerzos de Moon para la paz en la península y que continuará jugando un papel "constructivo" para ello.

El líder chino dijo que recibió una invitación de Kim para visitar Pyongyang y que está considerando su visita para el 2019.

Asimismo, el presidente chino expresó su intención de apoyar activamente la iniciativa de las dos Coreas para coorganizar los Juegos Olímpicos de Verano 2032, diciendo que el evento contribuirá al desarrollo de las relaciones intercoreanas y el establecimiento de la paz.

Los dos líderes también decidieron llevar adelante activamente un proyecto para repatriar los restos de los soldados chinos caídos en la Guerra de Corea de 1950-53, que se cree yacen aún en Corea. Ambas partes lo calificaron como un proyecto "simbólico", que representa el avance en las relaciones bilaterales y la confianza mutua.

Además, los dos líderes asiáticos acordaron realizar esfuerzos conjuntos para abordar las cuestiones medioambientales, incluida la cuestión de la polución del polvo fino, y luchar para el progreso en sus negociaciones de un tratado de libre comercio (TLC) a fin de lograr una "conclusión mutuamente beneficiosa".

Moon invitó a Xi a visitar Seúl en un futuro próximo. En respuesta, Xi expresó su voluntad de visitar el Sur el próximo año, en una fecha conveniente.

El presidente surcoreano dijo que, dado que coinciden los intereses estratégicos de ambos países por la paz y prosperidad del Nordeste Asiático, espera que puedan cooperar más estrechamente en el desarrollo de las relaciones entre Seúl y Pekín y en el proceso de paz de la península.

Moon expresó su aprecio por el "rol constructivo" de Xi, señalando el comienzo, en este año, de una "era de paz sin precedentes" en la península.

El líder chino dijo, en respuesta, que la cooperación bilateral para estabilizar la situación de la península dividida ha sido "muy efectiva".

El presidente de Corea del Sur, Moon Jae-in (cuarto por la izda.), su homólogo chino, Xi Jinping (cuarto por la dcha.), y funcionarios de ambos países se reúnen durante los diálogos cumbre mantenidos, el 17 de noviembre de 2018, en Papúa Nueva Guinea.

Xi añadió que China y Corea del Sur mantienen posturas similares en términos de cooperación entre los países vecinos, la búsqueda de la paz y seguridad en la península y la implementación de un orden equitativo y justo.

Los observadores anticiparon que las dos partes podrían discutir sobre cómo salvar la brecha entre Pyongyang y Washington en las negociaciones nucleares.

El Norte ha estado buscando "medidas correspondientes" de EE. UU., como un acuerdo para declarar el fin oficial de la Guerra de Corea de 1950-53 o un alivio de las sanciones, a cambio de sus medidas de desarme, como el cierre de sus principales instalaciones nucleares en el complejo de Yongbyon.

Sin embargo, Washington insiste en que Pyongyang debería tomar primero medidas concretas para su desnuclearización, como la declaración completa de su arsenal nuclear y de misiles, antes de que se provea algún tipo de retribución, en particular en medio de los informes de un desarrollo continuo de su programa de armas.

Moon y Xi se reunieron previamente en diciembre del año pasado, cuando el presidente surcoreano visitó Pekín.

El presidente regresará a casa este domingo.

paola@yna.co.kr

(FIN)

Inicio Subir