Go to Contents Go to Navigation

Nuestra página web usa cookies y otras tecnologías de recopilación de datos para optimizar los servicios. Se sobrentiende que, al mantener el acceso, el usuario da su consentimiento tanto a nuestra Política de Privacidad, como al uso de esas tecnologías. Ver más

La única iglesia católica de Corea del Norte atrae de 70 a 80 cristianos los fines de semana

Últimas noticias 19/10/2018 20:14
Una foto de archivo proporcionada por la Agencia Central de Noticias de Corea del Norte muestra a católicos extranjeros y norcoreanos asistiendo a un servicio en la catedral de Jangchung en Pyongyang. (Uso exclusivo dentro de Corea del Sur. Prohibida su distribución parcial o total)

Seúl, 19 de octubre (Yonhap) -- Tras la reacción positiva del papa Francisco a una invitación del presidente del Comité de Asuntos de Estado norcoreano, Kim Jong-un, el jueves, el catolicismo en Corea del Norte está atrayendo nueva atención.

Hay alrededor de 3.000 católicos y una iglesia católica en Corea del Norte, según un trabajo de investigación publicado por el sacerdote católico surcoreano Kim Yeon-su.

La Asociación Católica de Corea del Norte sirve como un pivote de las actividades religiosas de los cristianos católicos del Norte, según Kim.

Los fines de semana, entre 70 y 80 católicos se reúnen en la catedral de Jangchung, la única catedral del Norte, ubicada en Pyongyang, la capital del país. En las principales festividades, la congregación aumenta hasta alrededor de 200 personas.

Los cristianos católicos extranjeros, incluidos los diplomáticos y corresponsales estacionados en el Norte, así como los viajeros extranjeros, también visitan la catedral de Jangchung.

Construida en 1988 en un terreno de 2.000 metros cuadrados en el distrito sur de Sonkyo en Pyongyang, la catedral de Jangchung tiene capacidad para 250 personas, así como altar, confesionario, sacristía, fotografías de sujetos sagrados y objetos sagrados.

Si el papa Francisco visita Corea del Norte, es muy probable que celebre misa allí.

Sin embargo, debido a la supresión de las actividades religiosas por parte de las autoridades norcoreanas, el número de católicos ha disminuido gradualmente. El régimen del Norte ve a la religión como el opio del pueblo y cree que debería eliminarse en última instancia.

Sin embargo, Corea del Norte estipula en el artículo 68 de su Constitución que los ciudadanos tienen libertad de religión y proclama externamente que tiene una política de abogar por la religión, permitiendo que un pequeño número de católicos en el Norte practiquen regularmente su fe.

Sin embargo, como la catedral de Jangchung no está afiliada a la Santa Sede, sus fieles mantienen las celebraciones de los domingos en ausencia de un sacerdote.

El sacerdote católico surcoreano Lee Eun-hyung, que visitó Corea del Norte en 2015, dijo que es difícil decir que los católicos norcoreanos están llevando una vida de fe "en un sentido completo", y que han querido enviar un sacerdote al Norte, pero ambas partes necesitan más discusiones sobre el tema.

Algunos dicen que Corea del Norte permite actividades religiosas bajo el control del Departamento del Frente Unido del Partido de los Trabajadores de Corea del Norte para reclamar ser un Estado normal.

adrian@yna.co.kr

(FIN)

Inicio Subir