Go to Contents Go to Navigation

Corea del Sur dice que el suministro de agua corriente en Kaesong no viola las sanciones internacionales

Últimas noticias 10/10/2018 15:43
En la imagen, proporcionada, el 14 de septiembre de 2018, por el cuerpo de prensa conjunto, se muestra la oficina de enlace intercoreana, en la ciudad fronteriza norcoreana de Kaesong.

Seúl, 10 de octubre (Yonhap) -- Corea del Sur ha descartado las preocupaciones de que la reciente reanudación del suministro de agua del grifo a la oficina de enlace intercoreana, en la ciudad norcoreana de Kaesong, viole las sanciones internacionales impuestas contra Pyongyang por sus provocaciones nucleares y de misiles.

Previamente, un diario local reportó que el Gobierno surcoreano reanudó, recientemente, la operación de las instalaciones de purificación de agua en dicha ciudad fronteriza norcoreana, y que comenzó el suministro de agua corriente a la oficina de enlace conjunta, inaugurada por las dos Coreas a mediados de septiembre. El diario añadió que el agua también está siendo suministrada a los norcoreanos que residen en el área.

"El suministro de materiales, equipos y electricidad, junto con el uso de las instalaciones pertinentes, es para asegurar la operación correcta de la oficina de enlace y la comodidad del personal en el sitio y no guarda relación con la concesión de ningún beneficio económico a Corea del Norte", dijo el portavoz del Ministerio de Unificación surcoreano, Baik Tae-hyun, durante una conferencia de prensa.

Baik añadió que la medida no compromete el propósito de las sanciones, sino más bien se espera que contribuya al impulso de las negociaciones para la desnuclearización, manteniendo los canales de comunicación a toda hora a través de la oficina de enlace.

Corea del Sur y Corea del Norte establecieron la oficina de enlace intercoreana en Kaesong el 14 de septiembre, como medida de seguimiento a un acuerdo cumbre alcanzado en abril por sus líderes para apoyar los intercambios y cooperacion entre las dos Coreas.

Sin embargo, su apertura elevó las sospechas de que Seúl podría estar tratando de reanudar las operaciones del complejo industrial intercoreano -cerrado actualmente-, que se encuentra situado en la misma ciudad.

El polígono industrial de Kaesong fue considerado como un caso exitoso de cooperación económica intercoreana, ya que combina el capital surcoreano con la mano de obra barata norcoreana. Las operaciones fueron suspendidas en febrero de 2016, debido a las continuas provocaciones nucleares y de misiles de Pyongyang, y el suministro de agua corriente también fue interrumpido.

Corea del Norte se encuentra bajo distintos niveles de sanciones impuestas para prohibir la actividad o cooperación económica que puedan beneficiar al régimen comunista. Estados Unidos continúa firme en su postura de no levantar, ni flexibilizar, las sanciones contra Pyongyang hasta que el Norte abandone completamente su programa nuclear.

paola@yna.co.kr

(FIN)

Inicio Subir