Go to Contents Go to Navigation

Nuestra página web usa cookies y otras tecnologías de recopilación de datos para optimizar los servicios. Se sobrentiende que, al mantener el acceso, el usuario da su consentimiento tanto a nuestra Política de Privacidad, como al uso de esas tecnologías. Ver más

La reducción de horas laborales llega con expectativas y preocupaciones de los actores económicos

Últimas noticias 30/04/2018 16:09
Imagen facilitada por Getty Images Bank.

Sejong, 30 de abril (Yonhap) -- La reducción de horas laborales legales, que entrará en vigor el 1 de julio, está proyectando expectativas de una mejor calidad de vida fuera de la oficina, en un país en el que las personas registran una de las mayores horas de trabajo en el mundo, pero también está planteando preocupaciones por la pérdida de empleos y un menor salario, según han dicho este lunes los observadores del sector económico.

Las leyes fueron enmendadas para reducir las anteriores 68 horas permitidas legalmente a 52 horas laborales por semana. La nueva regulación será implementada, primero, en las firmas con 300 empleados o más.

Corea del Sur ha sido conocida durante mucho tiempo por su tortuosa cultura laboral, en la que los empleados a menudo trabajan con mucho esfuerzo hora tras hora y también, frecuentemente, los fines de semana. La cuarta economía asiática posee el segundo mayor nivel de horas laborales entre los países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE).

Las enmiendas de la ley reflejan un creciente movimiento para un trabajo y una vida equilibrada, que permita a las personas disfrutar de sus vidas fuera de la oficina.

Yoon Yoon-gyu, jefe de la división de investigación de políticas laborales del Instituto del Trabajo de Corea del Sur (KLI, según sus siglas en inglés), estuvo de acuerdo con los resultados del estudio de simulación del KLI, que mostraron que un menor horario laboral creará unos 110.000 empleos para llenar los horarios vacantes con un nuevo personal.

Yoon también citó una mejor productividad. Según el investigador, las horas laborales anuales de Alemania son de unas 700 horas menos que las de Corea del Sur, pero su economía es efectiva. Si un empleado trabaja más horas, su productividad disminuye por la fatiga, por lo que un menor tiempo de trabajo puede mejorar la productividad.

Sung Tae-yoon, un profesor de economía de la Universidad Yonsei en Seúl, dijo que la reciente medida está bien direccionada, pero sugiere permitir flexibilidad a las firmas.

En la imagen, proporcionada por la Cámara de Comercio e Industria de Corea del Sur, se muestra a los oficinistas surcoreanos trabajando hasta la noche.

Sung dijo que si las regulaciones se implementan rigurosamente, estas podrían contraer las operaciones empresariales, socavando la productividad y dificultando la creación de empleos.

Si todas las firmas son rigurosamente obligadas a adherirse a la ley de 52 horas, o, de lo contrario, verse sancionadas, podrían sobrecargarse, según Sung.

Park Yoon-soo, del Instituto de Desarrollo de Corea del Sur, dijo que hay muchos enfoques asumiendo que la reducción del 10 por ciento del horario laboral creará cierto número de nuevos empleos, pero la misma es una cuestión independiente. La protección de la seguridad y la salud de los empleados es el principal punto de la reducción horaria.

La reducción salarial también fue citada como una cuestión creciente por la enmienda.

Yun Chang-hyun, profesor de economía de la Universidad de Seúl, se centró en dicha cuestión en particular.

Según Yun, habrá empleados de firmas más pequeñas que deseen trabajar más horas para obtener un mayor salario. Pero si esto no está permitido, la preservación de sus ingresos puede convertirse en un problema.

Yun dijo que está de acuerdo en que se deben reducir las horas laborales, pero criticó que debe haber flexibilidad en la medida, como permitir un mayor plazo adicional para los empleados y excepciones de la ley dependiendo de las circunstancias.

El investigador Yoon del KLI dijo que una mejor productividad puede compensar las reducciones salariales por el horario laboral reducido, aunque la medida podría reducir el número de nuevos empleos. Bajo tales circunstancias, la solución clave podría ser la firma de acuerdos con la patronal y el establecimiento de niveles apropiados de salario.

Pese a la creciente demanda de un mayor balance entre el trabajo y la vida diaria, la generación de mayor edad podría mostrarse poco deseosa a acoger la enmienda, según Yoon, dado que la generación más antigua tiene la cultura de destacar más el trabajo que la familia.

paola@yna.co.kr

(FIN)

Inicio Subir