Go to Contents Go to Navigation

Nuestra página web usa cookies y otras tecnologías de recopilación de datos para optimizar los servicios. Se sobrentiende que, al mantener el acceso, el usuario da su consentimiento tanto a nuestra Política de Privacidad, como al uso de esas tecnologías. Ver más

La policía hace una redada en la sede de Korean Air durante una investigación a la hija del presidente de la compañía

Últimas noticias 19/04/2018 19:20
Cho Hyun-min, principal ejecutiva de Korean Air Lines Co. e hija del jefe de la compañía

Seúl, 19 de abril (Yonhap) -- La policía ha hecho, este jueves, una redada en la sede de Korean Air Lines Co. como parte de una investigación sobre las acusaciones de que su principal ejecutiva, Cho Hyun-min, quien también es hija del jefe de la compañía, agredió a un representante de una agencia publicitaria en una reunión de negocios.

Seis funcionarios de la Comisaría del distrito de Gangseo de Seúl fueron enviados a registrar la oficina principal de la mayor aerolínea del país en el oeste de Seúl y confiscar pruebas, dijo la policía.

La policía, más tarde, dijo que incautaron dos teléfonos inteligentes utilizados por Cho y dos teléfonos inteligentes que pertenecen a otros dos ejecutivos de Korean Air que estuvieron presentes en la reunión.

Cho Hyun-min, la hija menor del presidente de la compañía, Cho Yang-ho, está acusada de gritarle al gerente de la firma publicitaria y de arrojarle agua en la cara durante una reunión el mes pasado. Ha sido fichada y se le ha prohibido viajar al extranjero a la espera de la investigación.

Los testigos le dijeron a la policía que arrojó al gerente un vaso de papel que contenía zumo de frutas. Pero sus declaraciones no son consistentes en términos de detalles, como si ella se lo arrojó a la cara o lo empujó hacia él sobre la mesa. Algunos de ellos afirmaron que era una copa de vidrio, en cuyo caso Cho podría enfrentar un cargo de agresión más grave.

La policía hizo una redada en la propia oficina de Cho y en la oficina del departamento de mercadotecnia, que Cho había dirigido hasta que estalló el escándalo, para averiguar si había algún intento de encubrir el incidente, o de calmar a la víctima o a la empresa de publicidad de alguna manera.

La policía dijo que concertarán una fecha para su interrogatorio tan pronto como terminen de analizar las pruebas confiscadas.

Esta semana, la policía también hizo una incursión en la compañía publicitaria e interrogó a los funcionarios de la firma, incluido el gerente.

Cho ha negado la denuncia e insiste en que ella solo le presionó.

adrian@yna.co.kr

(FIN)

Inicio Subir