Go to Contents Go to Navigation

Nuestra página web usa cookies y otras tecnologías de recopilación de datos para optimizar los servicios. Se sobrentiende que, al mantener el acceso, el usuario da su consentimiento tanto a nuestra Política de Privacidad, como al uso de esas tecnologías. Ver más

BOK: La economía surcoreana crecerá un 3 por ciento en 2018

Últimas noticias 12/04/2018 16:32
El gobernador del Banco de Corea, Lee Ju-yeol, celebra una rueda de prensa, el 12 de abril del 2018, en la sede del BOK, situada en el distrito de Junggu, en Seúl.

Seúl, 12 de abril (Yonhap) -- El Banco de Corea (BOK, según sus siglas en inglés) ha anunciado, este jueves, que se estima que la economía de Corea del Sur crezca un 3 por ciento este año, pese a las crecientes incertidumbres tanto dentro como fuera del país.

El BOK mantuvo su estimación de crecimiento previa, realizada en enero, cuando elevó la tasa de crecimiento 0,1 puntos porcentuales con respecto al 2,9 por ciento, mientras que también mantuvo su estimación para el 2019 sin cambios, en un 2,9 por ciento.

Sin embargo, revisó a la baja su pronóstico de inflación a un 1,6 por ciento, debido a la ralentización en los precios del petróleo, y a que se espera que los precios al consumidor se eleven un 2 por ciento el próximo año.

Desde que se anunció la predicción en enero, se han revisado las condiciones económicas internas y externas, dijo el gobernador del banco, Lee Ju-yeol, en una conferencia de prensa.

La estimación de crecimiento del BOK para 2018 está a la par de la del Gobierno surcoreano y otras organizaciones internacionales, incluido el Fondo Monetario Internacional.

El banco central anticipó que el consumo privado crecerá un 2,7 por ciento y la inversión en instalaciones se elevará un 2,9 por ciento para respaldar el crecimiento este año, mientras que la inversión en construcción retrocederá, probablemente, un 0,2 por ciento.

Es posible que el superávit en cuenta corriente alcance este año los 70.500 millones de dólares, con un superávit comercial de 115.000 millones de dólares y un déficit de servicios de 34.000 millones de dólares.

Pero el banco central dijo que sigue habiendo riesgos a la baja, como la propagación del proteccionismo comercial y la profundización de la disputa comercial, que podrían lastrar el comercio mundial y las exportaciones de Corea del Sur, un motor de crecimiento clave para la economía surcoreana.

Asimismo, el endurecido mercado laboral no muestra señales de cambio en un futuro cercano, frente al flojo sector turístico y la reforma empresarial en curso.

La tasa de desempleo del país alcanzó un 4,5 por ciento el mes pasado, lo que supuso el número más alto entre todas las cifras de marzo durante los últimos 17 años. En particular, la tasa de paro juvenil alcanzó un 11,6 por ciento.

El gobernador Lee dijo que el marcado incremento en el salario mínimo no es un motivo directo de los desfavorables datos de empleo en la temporada invierno-primavera. El salario mínimo creció desde enero un 16,4 por ciento, hasta los 7.530 wones (7,03 dólares) por hora, lo que constituye el mayor salto en unas dos décadas, levantando las preocupaciones de que las pequeñas tiendas familiares reduzcan sus plantillas.

La inflación de Corea del Sur ha permanecido baja desde comienzos de año, dado que los precios al consumidor aumentaron un 1,3 por ciento interanual en el primer trimestre, lo que se ubica por debajo de la meta trimestral del BOK, del 1,5 por ciento.

Lee dijo que la inflación más baja de lo esperado se debió a una desaceleración en el precio del petróleo y una caída en los precios de la carne y productos lácteos en los primeros meses del año, además de a la baja tarifa de los servicios públicos.

Añadió que, en el futuro, los precios al consumidor se recuperarán gradualmente en la segunda mitad del año, gracias a la creciente demanda interna. Asimismo, dijo que, en el segundo semestre, la inflación estará por encima del nivel del 1,5 por ciento y, para el próximo año, se acercará a la meta de inflación del 2 por ciento.

Lee dijo que un won más fuerte ayudará a amortiguar la inflación mediante los bajos precios de importación, que pueden conducir a que el banco central limite el espacio para un alza del tipo de interés en el futuro.

jisooaw@yna.co.kr

(FIN)

Inicio Subir