Go to Contents Go to Navigation

Nuestra página web usa cookies y otras tecnologías de recopilación de datos para optimizar los servicios. Se sobrentiende que, al mantener el acceso, el usuario da su consentimiento tanto a nuestra Política de Privacidad, como al uso de esas tecnologías. Ver más

(CRÓNICA)- 4 años después, los surcoreanos siguen enfrentándose al hundimiento del Sewol

Últimas noticias 12/04/2018 10:00
El 9 de abril de 2017, el ferri Sewol se encuentra completamente en tierra firme, sobre un total de 600 módulos transportadores, en un puerto en Mokpo, a unos 410 kilómetros al sudoeste de Seúl. (Foto de archivo)

Seúl, 12 de abril (Yonhap) -- Cuatro años después del hundimiento mortal del ferri Sewol, los surcoreanos siguen enfrentándose a la verdad detrás de un desastre que embrolló la irresponsabilidad burocrática, las maniobras políticas, la desconfianza pública y las especulaciones infundadas.

Durante el año pasado, los esfuerzos para llegar al fondo del incidente del 16 de abril de 2014 han cobrado fuerza. Los investigadores estatales están sondeando cualquier irregularidad del Gobierno relacionada con su respuesta fallida, y los expertos están examinando el cuerpo oxidado del buque de 6.825 toneladas, que fue rescatado casi tres años después de su hundimiento.

El ferri se hundió en las aguas de la isla de Jindo, en el suroeste del país. Del total de los 476 pasajeros, 299 han sido confirmados fallecidos, mientras otros cinco continúan desaparecidos. Las víctimas son en su mayoría adolescentes en un viaje escolar a la isla turística sureña de Jeju.

Mientras la nación está preparándose para conmemorar el aniversario del hundimiento del Sewol el próximo lunes, por primera vez desde que el Gobierno liberal de Moon Jae-in asumió el cargo en mayo del año pasado, aumentan las peticiones para una verificación legítima de la verdad, lo único que ayudará a sanar el trauma colectivo de los surcoreanos.

Los expertos también instaron al Gobierno a aumentar los esfuerzos para mejorar la gestión de seguridad del país y los sistemas de respuesta a las crisis para que nunca se repita lo que ellos ven como un desastre provocado por el hombre.

"Los hechos que explican el hundimiento deben verificarse hasta el extremo, en la medida en que las víctimas y otros ciudadanos sientan que la verificación es suficiente", dijo Park Sun-young, una abogada que ha apoyado a las víctimas y sus familias durante varios años, a la Agencia de Noticias Yonhap.

"Solo cuando tengamos la convicción de que si un accidente así ocurre nuevamente, miembros de la tripulación y policía marítima suficientemente entrenados y competentes estarían listos para rescatarnos a todos, el trauma colectivo se curará", añadió.

El presidente, Moon Jae-in, abraza a una familiar de una víctima del trágico hundimiento del ferri Sewol en 2014, en el que perecieron más de 300 personas, en una reunión con los familiares del desastre, celebrada, el 16 de agosto del 2017, en la oficina presidencial, Cheong Wa Dae, en Seúl. (Foto de archivo)

La nación se ha dividido sobre el resultado de la investigación gubernamental de 2014 sobre el fracaso marítimo, preguntándose quién se debe responsabilizar por ello y cómo mejorar el sistema de control de desastres del país.

Al finalizar su investigación de cinco meses en octubre de 2014, un equipo de fiscales y policías concluyó que el hundimiento fue causado por una combinación de exceso de carga, un rediseño ilegal del barco para transportar más carga y el manejo inexperto del timonel.

Pero la desconfianza pública hacia el Gobierno dio lugar a una oleada de especulaciones sin fundamento. Algunos dijeron que el barco encalló o colisionó con un submarino. Otros incluso plantearon conspiraciones políticas relacionadas con la tragedia.

La supuesta inacción de la entonces presidenta Park Geun-hye en el trágico día, también ha llevado a intensas confrontaciones políticas, mientras persisten los rumores de que Park se sometió a cirugía plástica u otros tratamientos cosméticos durante el desastre.

Todo esto ha llevado a una nueva y objetiva investigación sobre el hundimiento.

"Creo que los enfoques adoptados por muchos involucrados en la resolución del caso han sido demasiado políticos", dijo Huh Chang-deog, profesor de sociología en la Universidad Yeungnam, añadiendo que, en lugar de tratar de verificar los hechos desde el punto de vista de las víctimas y sus familias, los políticos parecen estar utilizando el tema en la búsqueda de sus objetivos políticos sobre la base de sus propias interpretaciones.

Consciente de la creciente desconfianza pública, la Asamblea Nacional aprobó una moción en marzo del año pasado para lanzar un nuevo panel para examinar el barco rescatado y encontrar la causa exacta del hundimiento.

Desde que el ferri hundido fue llevado a tierra en abril del año pasado, los investigadores han estado buscando en el barco para encontrar los restos de los desaparecidos. Actualmente, se encuentran en el proceso de erigirlo para allanar el camino para lo que será su última búsqueda, en la sala de máquinas.

El actual Gobierno de Moon Jae-in también comenzó una serie de investigaciones sobre las denuncias de que altos funcionarios del anterior Gobierno de Park habían impedido una investigación de un panel especial sobre el hundimiento.

El mes pasado, los fiscales acusaron a sus tres antiguos asistentes, incluido el antiguo ministro de Cultura, Cho Yoon-sun, bajo cargos de obstruir las investigaciones.

El 12 de mayo de 2017, un hombre observa las fotografías de las víctimas del hundimiento del ferri Sewol dispuestas en un puerto de Mokpo, en el sudoeste del país. (Foto de archivo)

En el mismo mes, los fiscales también acusaron a otros tres antiguos asistentes de Park por manipular el registro de tiempo de los informes presidenciales sobre el desastre. Ellos, además, revelaron que Park se quedó en su residencia, dejando su oficina principal vacía en el momento crucial de las operaciones de rescate.

El resultado de la investigación ha enfurecido a las familias de las víctimas, pero también ha generado esperanzas de que se pueda revelar más información para fomentar el examen de conciencia por parte del Gobierno y ayudar a reforzar el aparato de gestión de crisis del Estado.

"Lo que importa no es el hecho de que Park se quedara en su residencia, sino lo que hizo (en el momento de las operaciones de rescate)", dijo un miembro de una familia afligida en una entrevista con Yonhap el mes pasado, añadiendo que tomando la última investigación como punto de partida, las autoridades tienen que determinar mayores verdades.

Seol Dong-hoon, profesor de sociología en la Universidad Nacional Chonbuk, señaló que las peticiones públicas para mejorar la seguridad pública y la gestión de crisis no solo están dirigidas al Gobierno anterior, sino también a la actual Administración Moon Jae-in.

"Cuando se trata de la gestión de crisis, la Administración de Moon también debe estar sujeta al escrutinio público basado en los mismos estándares (como los aplicados al Gobierno predecesor)", dijo Seol añadiendo que, después de todo, es una cuestión de cuánto esfuerzo hace el Gobierno para mejorar la seguridad de los ciudadanos y su bienestar.

El 23 de mayo del 2017, en el puerto de Mokpo, a 410 kilómetros al sur de Seúl, los trabajadores transportan fuera del ferri Sewol un ataúd que contiene los restos de una persona que llevaba un chaleco salvavidas. (Foto de archivo)

adrian@yna.co.kr

(FIN)

Inicio Subir