Go to Contents Go to Navigation

Nuestra página web usa cookies y otras tecnologías de recopilación de datos para optimizar los servicios. Se sobrentiende que, al mantener el acceso, el usuario da su consentimiento tanto a nuestra Política de Privacidad, como al uso de esas tecnologías. Ver más

(AMPLIACIÓN)- La fiscalía procesa al expresidente Lee bajo los cargos de corrupción

Últimas noticias 09/04/2018 14:48
El expresidente surcoreano Lee Myung-bak (foto de archivo)

Seúl, 9 de abril (Yonhap) -- La fiscalía ha procesado, este lunes, al expresidente surcoreano Lee Myung-bak por una serie de cargos de corrupción, que incluyen el haber recibido millones de dólares en sobornos, convirtiéndolo en el cuarto presidente del país en ser juzgado.

Lee, presidente de la nación entre los años 2008 y 2013, ha estado en prisión preventiva desde su arresto, el mes pasado, bajo los cargos de soborno, abuso de poder, malversación y otras irregularidades. El expresidente es el cuarto líder nacional en ser arrestado y llevado a juicio, después de los expresidentes Chun Doo-hwan, Roh Tae-woo y Park Geun-hye.

El procesamiento se produce después de que Park recibiera, el viernes pasado, una sentencia de 24 años de prisión por corrupción.

La fiscalía acusó a Lee de unos 16 cargos de corrupción.

El expresidente fue acusado de aceptar, aproximadamente, 11.000 millones de wones (10 millones de dólares) en sobornos, incluidos cerca de 700 millones de wones (654.205 dólares) del Servicio de Inteligencia Nacional y 5,85 millones de dólares en gastos judiciales pagados por Samsung Electronics en nombre de la firma de piezas de automóviles DAS, que se sospecha que pertenece a Lee.

Lee también fue acusado de recibir otros sobornos, incluidos 2.250 millones de wones (2 millones de dólares) de Lee Pal-seung, exjefe de Woori Finance Holdings Co.; 500 millones de wones (468.823 dólares) del Grupo Daebo, un operador de áreas de descanso en las autopistas, con sede en Seúl; y 400 millones de wones (375.059 dólares) del exlegislador Kim So-nam.

La fiscalía concluyó también que Lee es el dueño real de la firma de piezas de automóviles DAS. Lee hace frente a las sospechas de haber malversado unos 35.000 millones de wones (32 millones de dólares) de DAS y de evadir impuestos.

Otros cargos incluyen el abuso de poder, incumplimiento de obligaciones fiduciarias, almacenamiento ilegal de 3.402 documentos presidenciales y violación de la ley electoral.

La fiscalía está investigando otras sospechas y planea presentar cargos adicionales contra Lee apenas sean confirmados. Asimismo, planea tomar medidas para congelar los activos personales del expresidente, a fin de prevenir que enajene los activos obtenidos por corrupción.

Lee negó la mayoría de los cargos presentados en su contra y rechazó reunirse con los fiscales que le visitaron en el centro de detención para celebrar otro interrogatorio.

felicidades@yna.co.kr

(FIN)

Inicio Subir