Go to Contents Go to Navigation

Nuestra página web usa cookies y otras tecnologías de recopilación de datos para optimizar los servicios. Se sobrentiende que, al mantener el acceso, el usuario da su consentimiento tanto a nuestra Política de Privacidad, como al uso de esas tecnologías. Ver más

El Ejército reanuda la búsqueda de los restos de los pilotos muertos en el accidente de un caza

Últimas noticias 06/04/2018 15:06
En la imagen se muestra el F-15K que colisionó, el 5 de abril de 2018, contra una montaña sudoriental del país.

Seúl/Chilgok, 6 de abril (Yonhap) -- El Ejército de Corea del Sur ha dicho, este viernes, que reanudó la búsqueda de los restos de dos pilotos de la Fuerza Aérea que murieron el jueves al estrellarse su avión de combate y de la caja negra con los datos de vuelo.

El caza F-15K se estrelló en una montaña en Chilgok, en la provincia surcoreana de Gyeongsang del Norte, el jueves por la tarde, en su camino de regreso a la Base Aérea de Daegu después de un entrenamiento aéreo.

Aparentemente, los dos pilotos, identificados como el capitán Choi y el teniente Park, no pudieron eyectarse del aparato. En el lugar del accidente se encontraron algunos restos del avión y partes de los cuerpos.

"Un análisis de rayos X mostró que las partes de los cuerpos (recogidas) coinciden con los de ambos", dijo un oficial de la Fuerza Aérea a los periodistas. "Se ha confirmado que murieron mientras estaban en servicio. Ha comenzado la búsqueda (de las partes restantes de los cuerpos). Debemos recuperar también la caja negra".

El oficial señaló que es demasiado pronto para hablar sobre la causa exacta del accidente, añadiendo que "no había problemas con las condiciones climáticas" para la misión de vuelo, aunque estaban volando en modo de "vuelo instrumental", no en vuelo visual.

La Fuerza Aérea presentó el F-15K Slam Eagle estrellado, fabricado por Boeing, en 2008. El aparato voló un total de 2.158 horas.

Choi, quien ocupaba el asiento delantero, tenía más de 890 horas de vuelo, mientras que Park tenía alrededor de 280 horas. Al parecer, la esposa de Choi también es oficial de la Fuerza Aérea.

Poco después del accidente, la Fuerza Aérea suspendió los vuelos de todos los aviones de combate, excepto de los necesarios para mantener la defensa nacional.

El oficial dijo que la reanudación de los vuelos de los cazas F-15K se decidirá a medida que avance la investigación sobre el accidente y añadió que otros aparatos serán puestos pronto de nuevo en operación.

Corea del Sur cuenta con cerca de 60 cazas F-15K, que son clave para su potencia aérea.

El 6 de abril de 2018, las tropas surcoreanas buscan los restos de los cuerpos de los dos pilotos muertos en el accidente de un caza F-15K.

paola@yna.co.kr

(FIN)

Inicio Subir