Go to Contents Go to Navigation

(AMPLIACIÓN)- Moon reitera la meta de la desnuclearización y disipa las preocupaciones sobre el debilitamiento de las sanciones contra Corea del Norte

Últimas noticias 07/03/2018 17:42
El presidente, Moon Jae-in (3º por la dcha.), mantiene una reunión con los representantes de los partidos gobernante y opositores, el 7 de marzo del 2018, en la oficina presidencial, Cheong Wa Dae, en Seúl.

Seúl, 7 de marzo (Yonhap) -- El presidente surcoreano, Moon Jae-in, ha reiterado este miércoles que su país persigue la meta final de la desnuclearización de Corea del Norte y que no puede conformarse con nada que no lo logre.

Durante una reunión con los líderes de los cinco partidos principales, el presidente liberal también dijo que su Gobierno no planea aliviar las sanciones contra el régimen comunista de cara a la cumbre intercoreana prevista para finales del próximo mes.

Moon organizó una reunión con los líderes del gobernante Partido Democrático; el principal partido de la oposición, el Partido de Libertad Surcoreana; el Partido Bareunmirae; el Partido para la Democracia y Paz y el Partido para la Justicia, para explicar los resultados de la visita de dos días al Norte realizada a comienzos de semana por sus enviados especiales.

El presidente dijo que la meta es la desnuclearización y que no se conforma con la no proliferación o una congelación nuclear, según fue citado por los representantes de los partidos.

El desmantelamiento del programa nuclear del Norte es la meta final, pero dado que el desmantelamiento inmediato puede ser difícil, se podría llevar a cabo cierta hoja de ruta antes de alcanzar la fase de desmantelamiento, apuntó.

Se considera que Moon sigue una estrategia por etapas para desnuclearizar al Norte, que implica la moratoria inicial de este sobre sus pruebas nucleares y de misiles antes del desmantelamiento de su programa nuclear. Sus críticos argumentan que Seúl podría conformarse con una congelación nuclear o terminar permitiendo que Pyongyang sea reconocida como una potencia nuclear.

Al preguntarle si Seúl propuso un planteamiento gradual durante la visita de sus enviados, Moon dijo que no.

Durante la visita de los enviados, las dos Coreas acordaron celebrar la cumbre a finales de abril y establecer una línea directa entre sus líderes. El Norte también ha mostrado su voluntad de hablar con Estados Unidos sobre su desnuclearización y se comprometió a no usar armas militares, ni nucleares ni convencionales, contra el Sur.

Moon dijo, comentando sobre lo que será la tercera cumbre intercoreana, que podría no ser capaz de encontrar muchos intereses comunes con el líder del Norte.

Consciente de las preocupaciones de que el acercamiento transfronterizo podría debilitar las sanciones unilaterales e internacionales contra el Norte, Moon dijo que Seúl no puede levantarlas unilateralmente.

Moon también rechazó las especulaciones de que hubo acuerdos secretos que sus enviados alcanzaron con el Norte durante su viaje a Pyongyang, y enfatizó la importancia de la cooperación con Washington en los esfuerzos para fomentar la paz.

En respuesta a una solicitud de disculpa por aceptar a Kim Yong-chol, un polémico funcionario norcoreano, como jefe de la delegación del Norte para la ceremonia de clausura de los Juegos Olímpicos de Invierno de PyeongChang, Moon dijo que fue una medida "inevitable" para fomentar el diálogo intercoreano. Kim ha sido acusado de planear dos ataques en 2010 que mataron a 50 surcoreanos en total.

adrian@yna.co.kr

(FIN)

Palabras clave populares
Noticias con más 'Me gusta'
Noticias más guardadas
more
more
more
Inicio Subir