Go to Contents Go to Navigation

La delegación norcoreana de alto rango regresa a casa tras expresar su disposición para dialogar con EE. UU.

Últimas noticias 27/02/2018 13:58
En la imagen, tomada, el 25 de febrero de 2018, se muestra a Kim Yong-chol, un funcionario clave del partido norcoreano a cargo de los asuntos intercoreanos, durante su visita a Corea del Sur.

Seúl, 27 de febrero (Yonhap) -- La delegación norcoreana de alto nivel, liderada por un controvertido funcionario, se ha dirigido a casa este martes, después de expresar la voluntad de Corea del Norte de celebrar diálogos con Estados Unidos, informó un funcionario surcoreano.

La delegación, de ocho miembros, liderada por Kim Yong-chol, un funcionario clave del partido norcoreano, a cargo de los asuntos intercoreanos, cruzó la frontera intercoreana en torno al mediodía, según dijo un funcionario del Ministerio de Unificación surcoreano.

La delegación llegó a Corea del Sur el domingo pasado para realizar una visita de tres días, a fin de asistir a la ceremonia de clausura de los Juegos Olímpicos de Invierno de PyeongChang 2018, que tuvieron lugar del 9 al 25 de febrero.

Durante su reunión con el presidente surcoreano, Moon Jae-in, Kim dijo, el domingo pasado, que el Norte tiene "suficiente" voluntad para dialogar con Estados Unidos, añadiendo que la mejora en las relaciones intercoreanas debe tener lugar junto con una mejora en las relaciones entre Corea del Norte y Estados Unidos.

La visita del funcionario norcoreano coincidió con la visita a Seúl de Ivanka Trump, la hija y asesora del presidente estadounidense, Donald Trump. Sin embargo, no hubo interacción entre las dos delegaciones durante su visita por las olimpiadas.

El año pasado Pyongyang disparó un misil balístico intercontinental capaz de alcanzar el territorio estadounidense, elevando las tensiones con Washington y dejando sobre la mesa las opciones militares contra el Norte.

Después de que los comentarios de Kim se hicieran públicos, la Casa Blanca dijo que Estados Unidos "verá" si la voluntad declarada de Corea del Norte para los diálogos es un compromiso para abandonar su programa nuclear.

El presidente Trump dijo, el lunes (hora de EE. UU.), que los diálogos con Corea del Norte son posibles solo bajo las condiciones apropiadas.

La visita de Kim, mientras tanto, ha estado causando controversias entre los conservadores surcoreanos, dado que fue sospechoso de orquestar el hundimiento de una corbeta surcoreana en marzo del año 2010. El ataque dejó un saldo de 46 marineros muertos.

Aparentemente, el Gobierno, consciente de la opinión pública negativa, ha mantenido una postura discreta sobre la publicación de los detalles de los diálogos mantenidos con la delegación norcoreana.

El Gobierno bloqueó el acceso a los medios de comunicación a un hotel, en el este de Seúl, en el que se hospedaba la delegación. Los funcionarios visitaron el hotel para mantener diálogos a puerta cerrada.

El ministro de Unificación surcoreano, Cho Myoung-gyon, mantuvo este martes un desayuno con Kim y los integrantes de la delegación, según el ministerio.

Los expertos dijeron que Kim podría pronunciar una propuesta sorpresa a Corea del Sur, como la reanudación de las reuniones de las familias separadas por la Guerra de Corea de 1950-53.

A cambio de la reanudación de las reuniones, el Norte demanda, actualmente, que Seúl repatríe a 12 mujeres que trabajaban en un restaurante en China y que desertaron al Sur en masa en el año 2016.

El líder norcoreano, Kim Jong-un, dio instrucciones "importantes" a los funcionarios para elaborar medidas prácticas a fin de mejorar las relaciones intercoreanas, según dijo, el 13 de febrero, el medio de comunicación estatal norcoreano.

Según el viceministro de Unificación surcoreano, Chun Hae-sung, las dos Coreas se encuentran manteniendo estrechas consultas sobre las cuestiones pendientes y no hay una situación en particular que represente un problema.

paola@yna.co.kr

(FIN)

Palabras clave populares
Noticias con más 'Me gusta'
Noticias más guardadas
more
more
more
Inicio Subir