Go to Contents Go to Navigation

Los jefes delegados de EE. UU. y Corea del Norte se reúnen brevemente en la recepción olímpica

Últimas noticias 09/02/2018 20:11
El presidente surcoreano, Moon Jae-in (dcha.) brinda con el jefe de Estado ceremonial de Corea del Norte, Kim Yong-nam, en una recepción celebrada en Yongpyeong, a unos 200 kilómetros al este de Seúl, justo antes de la inauguración de los Juegos Olímpicos de Invierno de PyeongChang, el 9 de febrero de 2018 .

Seúl, 9 de febrero (Yonhap) -- El vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, se ha encontrado brevemente, este viernes, con el jefe de Estado ceremonial de Corea del Norte, Kim Yong-nam, en una cena de recepción organizada por el presidente surcoreano, Moon Jae-in, antes de la apertura de los Juegos Olímpicos de Invierno de PyeongChang.

Sin embargo, los dos trataron de evitar, aparentemente, el encuentro directo entre ellos, mientras que Pence salió del lugar en solo cinco minutos, según el cuerpo de prensa.

Pence tenía programado sentarse en la mesa principal, con el anfitrión de Corea del Sur y el jefe de la delegación de Corea del Norte de las olimpiadas.

La recepción se realizó en un hotel en Yongpyeong, al este de la sede de los Juegos Olímpicos de Invierno de PyeongChang. A la misma asistieron unas 200 personas, incluidas más de dos docenas de líderes mundiales, como el primer ministro japonés, Shinzo Abe, y los presidentes de Estonia y Alemania.

El jefe secretario presidencial de prensa, Yoon Young-chan, después explicó que, originalmente, el vicepresidente de EE. UU. tenía programado celebrar una cena por separado con los atletas estadounidenses, insistiendo en que su salida anticipada no significaba un boicot.

Aún así, se estimó ampliamente que el gesto refleja los recelos de EE. UU. en el reciente acercamiento entre las dos Coreas.

Corea del Norte acordó participar en los Juegos Olímpicos de Invierno de PyeongChang después de tres rondas de diálogos intercoreanos el mes pasado, que supusieron el primero contacto de su tipo en más de dos años.

En una reunión con el presidente de Corea del Sur, el jueves pasado, el vicepresidente de Estados Unidos dijo que su país continuará ejerciendo la máxima presión sobre el Norte hasta que el régimen comunista regrese a la mesa de diálogos para discutir su desnuclearización "permanente" e "irreversible".

Moon, por otro lado, destacó en reiteradas ocasiones la necesidad de mantener el diálogo intercoreano, lo que podría llevar a la reanudación de las negociaciones internacionales para acabar con las ambiciones nucleares del Norte.

El presidente surcoreano, Moon Jae-in (centro), posa para una foto con el vicepresidente estadounidense, Mike Pence (dcha.), y el primer ministro japonés, Shinzo Abe, en una recepción celebrada en Yongpyeong, a unos 200 kilómetros al este de Seúl, antes de la inauguración de los Juegos Olímpicos de Invierno PyeongChang, el 9 de febrero de 2018.

Pence llegó al Sur el jueves pasado, mientras que el jefe de Estado ceremonial de Corea del Norte y otros miembros de la delegación norcoreana, incluida Kim Yo-jong, la hermana menor del líder norcoreano Kim Jong-un, llegaron a primera hora de este viernes.

Kim Yong-nam y la hermana del líder norcoreano tienen previsto reunirse con Moon el sábado.

En la recepción olímpica, el funcionario norcoreano estuvo acompañado por otros líderes mundiales, incluidos Abe y el presidente del Comité Olímpico Internacional (COI), Thomas Bach, y su esposa, según la oficina presidencial de Seúl, Cheong Wa Dae.

El jueves, Corea del Norte dijo que su delegación oficial para los Juegos Olímpicos de PyeongChang no tiene intención de reunirse con su homóloga estadounidense.

Cho Yong-sam, alto funcionario del Ministerio de Asuntos Exteriores del Norte, fue citado por la Agencia Central de Noticias de Corea del Norte (KCNA, según sus siglas en inglés) diciendo que nunca han solicitado diálogos con EE. UU. y que será igual en el futuro.

adrian@yna.co.kr

(FIN)

Palabras clave populares
Noticias con más 'Me gusta'
Noticias más guardadas
more
more
more
Inicio Subir