Go to Contents Go to Navigation

Nuestra página web usa cookies y otras tecnologías de recopilación de datos para optimizar los servicios. Se sobrentiende que, al mantener el acceso, el usuario da su consentimiento tanto a nuestra Política de Privacidad, como al uso de esas tecnologías. Ver más

(AMPLIACIÓN)- La canciller surcoreana urge a Pyongyang a responder a la propuesta de diálogos

Últimas noticias 26/09/2017 11:50
La canciller surcoreana Kang Kyung-wha (foto de archivo)

Washington/Seúl, 25 de septiembre (Yonhap) -- La ministra de Asuntos Exteriores de Corea del Sur, Kang Kyung-wha, urgió, el pasado lunes (hora local), a Corea del Norte a responder a la propuesta de su Gobierno para mantener diálogos transfronterizos para aliviar las tensiones.

El régimen comunista ha generado una creciente amenaza probando agresivamente armas nucleares y misiles balísticos.

"Los esfuerzos políticos y diplomáticos hacia la desnuclearización de Corea del Norte y mejoras de las relaciones entre Sur y Norte pueden, y deben, ser promovidos de una manera de reafirmación mutua", dijo Kang en un foro en Washington, donde está en su primer viaje sola como jefa diplomática de Seúl.

Al respecto, la canciller surcoreana dijo que urge una vez más al Norte a responder a las propuestas concretas de reanudar los contactos entre las dos Coreas, empezando por las dos propuestas, muy pequeñas, realizadas el 17 de julio, y empezar a asentar las bases para la reconciliación intercoreana y una paz duradera sobre la península coreana.

La Administración liberal del presidente Moon Jae-in llegó a la oficina presidencial en mayo con la promesa de restaurar los tensos lazos con el Norte. Dos meses más tarde, propuso a las dos Coreas una reunión para aliviar tensiones militares, y reanudar las reuniones de las familias separadas por la Guerra de Corea (1950-53).

Pyongyang todavía tiene que responder.

Sigue habiendo espacio para la diplomacia, dijo Kang, pero "se está acabando el tiempo".

Para tratar el tema de Corea del Norte no se puede poner demasiado énfasis en la importancia vital de la estrecha coordinación entre la República de Corea y EE. UU., dijo utilizando el nombre oficial de Corea del Sur.

Kang acompañó a Moon a la Asamblea General de las Naciones Unidas en Nueva York, la semana pasada.

En Washington, planea reunirse con los funcionarios, legisladores y académicos de EE. UU. para coordinar su respuesta ante la amenaza norcoreana, pedir la cooperación bipartita para fortalecer la alianza bilateral y preparar la visita del presidente estadounidense Donald Trump a Corea del Sur en noviembre.

Kang dijo que el tema norcoreano es "el reto más difícil" al que se enfrentan actualmente Corea del Sur y Estados Unidos, pero enfatizó que dicho desafío ha fortalecido aún más su alianza.

Con el refuerzo de los lazos, Kang apuntó que la contribución de Corea del Sur a la alianza ha crecido, y que también ha tomado gran cantidad del gasto de los soldados estadounidenses estacionados en Corea del Sur, en un aparente comentario dirigido a rechazar algunas reclamaciones en Washington de que Seúl no está pagando lo suficiente por su propia defensa.

La canciller dijo que Corea del Sur ahora gasta un 2,4 por ciento del PIB en defensa, soportando un gasto significativo de las Fuerzas Armadas Estadounidenses en Corea del Sur (USFK, según sus siglas en inglés) y proporcionando la mayor parte en la reubicación del Camp Humphreys, la base militar estadounidense más grande en el extranjero.

Kang también promovió los beneficios mutuos del tratado de libre comercio (TLC) que los aliados ejecutaron en 2012, diciendo que el acuerdo ha ayudado a EE. UU. a asegurarse un "punto de apoyo fuerte" en el mercado del Nordeste Asiático.

Actualmente, Corea del Sur y EE. UU. están dialogando sobre posibles ajustes del TLC. Washington ha culpado al acuerdo, conocido también como el TLC KORUS, por su creciente déficit comercial con Seúl.

El TLC KORUS, el primer TLC de EE. UU. en la región, ha proporcionado a las firmas estadounidenses mayor acceso al mercado surcoreano, además de invitar a las inversiones surcoreanas a lo largo de muchos estados en EE. UU., dijo Kang. En general el pacto bilateral ha sido un acuerdo de mutua ganancia y una fuerza que conduce a un mayor crecimiento y prosperidad en ambos países.

jisooaw@yna.co.kr

(FIN)

Inicio Subir