Go to Contents Go to Navigation

Nuestra página web usa cookies y otras tecnologías de recopilación de datos para optimizar los servicios. Se sobrentiende que, al mantener el acceso, el usuario da su consentimiento tanto a nuestra Política de Privacidad, como al uso de esas tecnologías. Ver más

Corea del Sur propone un presupuesto histórico de US$382.700 millones para 2018

Últimas noticias 29/08/2017 10:47
Corea del Sur propone un presupuesto histórico de US$382.700 millones para 2018 - 1

Sejong, 29 de agosto (Yonhap) -- El Gobierno de Corea del Sur ha elevado su presupuesto para el 2018 al mayor nivel en 9 años para impulsar la promesa de un "crecimiento encabezado por los ingresos" del presidente Moon Jae-in mediante una política fiscal expansionista, especialmente en los sectores del bienestar social y la creación de empleo.

El presupuesto propuesto, que fue adoptado por el Gabinete este martes, contempla unos gastos de 429 billones de wones (382.700 millones de dólares) para el 2018, un 7,1 por ciento más que los 400,5 billones de wones (355.100 millones de dólares) destinados para este año, según el Ministerio de Estrategia y Finanzas.

Requiere el aumento de los gastos en la creación de empleo y bienestar social en un 12,4 y 12,9 por ciento respectivamente, con un alza de un 11,7 por ciento para educación y un 6,9 por ciento en defensa nacional. Los gastos en obras públicas han sido recortados en un 20 por ciento y aquellos para cultura y deportes en un 8,2 por ciento.

El Gobierno entregará la propuesta presupuestaria ante la Asamblea Nacional para el viernes, que requiere por ley la aprobación para el 2 de diciembre.

El incremento de un 7,1 por ciento en el presupuesto del 2018, supuso el aumento interanual más grande desde 2009, cuando el gasto del Gobierno creció un 10,4 por ciento para reforzar la cuarta economía más grande de Asia como resultado de la crisis financiera global del 2008. Es también mayor que un crecimiento económico nominal estimado de un 4,5 por ciento para el próximo año.

Es necesario que las autoridades fiscales jueguen un mayor papel en establecer un círculo virtuoso de la creación de empleo, distribución y crecimiento, dijo el ministro de Finanzas, Kim Dong-yeon, en una conferencia de prensa sostenida previamente en Sejong. El próximo año es el primer año completo para que la Administración Moon Jae-in implemente sus políticas. La propuesta presupuestaria del 2018 ha tratado de incluir todas las peticiones de gastos necesarias, añadió.

Según el plan, el Gobierno espera recaudar 447,1 billones de wones (398.840 millones de dólares) en total para el próximo año, lo que supone un crecimiento de un 7,9 por ciento interanual, incluidos impuestos nacionales por valor de 268,2 billones de wones (238.250 millones de dólares). Se estima que el impuesto sobre la renta aumente un 4,9 por ciento, los impuestos de sociedades un 10,2 por ciento y los impuestos sobre el valor añadido un 7,7 por ciento.

El Ministerio de Finanzas dijo que el desembolso del 2018 tiene como fin respaldar la promesa del presidente centrada en reforzar los ingresos familiares, mientras que los formuladores de políticas dijeron que puede aumentar el consumo con la ayuda de diversos instrumentos de política. Tal suceso puede alimentar un crecimiento económico sostenible.

El presidente ha dicho que el Gobierno implementará varias políticas para crear empleo a lo largo de su mandato quinquenal, para elevar los ingresos de los jóvenes, trabajadores temporales y empleados de las pequeñas y medianas empresas, a fin de promover el consumo privado, que, en definitiva, puede sostener la economía.

En consonancia con este eslogan, el Gobierno ha anunciado una serie de planes para respaldar otras promesas electorales clave de Moon, que se estima que requerirán 178 billones de wones (158.800 millones de dólares) para los próximos cinco años, incluido un plan para elevar el salario mínimo por hora a 10.000 wones (8,9 dólares) de los 6.470 wones (5,7 dólares) actuales, y ofrecer varias subvenciones para reducir la disparidad de ingresos.

En la hoja de ruta política publicada el mes pasado, la cuarta economía más grande de Asia llevará a cabo políticas económicas futuras bajo cuatro principios clave: el crecimiento encabezado por el ingreso, una economía que cree empleos, una economía justa y un crecimiento innovador, a medida que el gasto de los hogares será el nuevo impulso de crecimiento de la economía.

Asimismo, el Gobierno desveló un plan para elevar la carga impositiva sobre individuos y empresas adinerados, al objeto de obtener fondos para paquetes de asistencia social más costosos y proyectos de creación de empleo.

A fin de jugar un papel fiscal más fuerte para arrancar tal ciclo, el Ministerio de Finanzas dijo que gestionará el ritmo de crecimiento del gasto fiscal más rápido que el producto interior bruto (PIB) nominal en los cinco próximo años.

Como resultado, una gran parte del presupuesto fue destinada a los sectores de salud, bienestar y trabajo, con un volumen de cerca de 146,2 billones de wones (130.420 millones de dólares). Es la primera vez que el gasto del bienestar social cubre más de un tercio de todo el presupuesto gubernamental.

En particular, 19,2 billones de wones (17.130 millones de dólares) serán utilizados para crear trabajos, incluidos 30.000 empleos en el sector público, como agentes de policía y oficiales de cuarentena, y para conceder asistencia financiera a las pymes que empleen más demandantes de empleo jóvenes.

El Gobierno también incrementará la asistencia financiera, como subsidios para niños y pensiones básicas, de acuerdo con las etapas del ciclo de vida de una persona, para ayudar a las familias a tener más ingresos.

El presupuesto para defensa nacional creció un 6,9 por ciento hasta los 43,1 billones de wones (38.450 millones de dólares) el próximo año, para aumentar las capacidades militares contra posibles ataques nucleares y de misiles de Corea del Norte.

Para la educación, el Gobierno gastará 64,1 billones de wones (57.180 millones de dólares) el próximo año, un 11,7 por ciento más que un año antes, mientras que pidió 19,6 billones de wones (17.480 millones de dólares) y 18,9 billones de wones (16.860 millones de dólares) para gastar en investigación y desarrollo (I + D), y seguridad pública, respectivamente.

Pese a las ganancias en tales áreas, el Gobierno planea recortar su gastos en inversión en obras públicas en un 20 por ciento, hasta 17,7 billones de wones (15.790 millones de dólares), para promover la eficiencia del presupuesto fiscal, según el Ministerio de Finanzas.

Los subsidios para cultura, deportes y turismo también serán disminuidos en un 8,2 por ciento, debido a una caída en la financiación de los Juegos Olímpicos Invernales de PyeongChang 2018 previstos para febrero del próximo año.

El Ministerio de Estrategia y Finanzas dijo que planea mantener un estatus fiscal sólido a largo plazo.

El Gobierno está llevando a cabo una dura reestructuración del gasto gubernamental eliminando varios proyectos no necesarios, pero ampliando el monto total del presupuesto y mejorando la eficiencia al mismo tiempo, dijo el ministro de Finanzas.

Para cubrir el aumento de gastos para el próximo año, el ministerio dijo que planea emitir unos bonos estatales valorados en 28 billones de wones (25.000 millones de dólares), sin cambios en comparación con este año.

Se estima que el déficit fiscal represente un 1,6 por ciento del PIB del país el próximo año, en comparación con un 1,7 por ciento para el 2017, mientras que se espera que la proporción de la deuda nacional frente al PIB caiga 0,1 puntos porcentuales hasta un 39,6 por ciento.

El ministerio sostendrá la proporción del déficit fiscal frente al PIB en un 2,1 por ciento para el 2021 y mantendrá la deuda nacional en el nivel del 40,4 por ciento del PIB en los próximos cuatro años.

jisooaw@yna.co.kr

(FIN)

Inicio Subir