Go to Contents Go to Navigation

Nuestra página web usa cookies y otras tecnologías de recopilación de datos para optimizar los servicios. Se sobrentiende que, al mantener el acceso, el usuario da su consentimiento tanto a nuestra Política de Privacidad, como al uso de esas tecnologías. Ver más

Moon promete construir una defensa nacional firme e independiente para asegurar la paz

Últimas noticias 18/08/2017 11:44
El presidente de Corea del Sur, Moon Jae-in (segundo por la izda., primera fila), y la primera dama surcoreana, Kim Jung-sook.

Seúl, 18 de agosto (Yonhap) -- El presidente de Corea del Sur, Moon Jae-in, ha reafirmado este viernes su compromiso para la paz y seguridad de la península coreana durante un discurso en una ceremonia en memoria del expresidente Kim Dae-jung, quien celebró la primera cumbre intercoreana en el año 2000.

"Trabajaré para asegurar la paz y prosperidad económica en la península coreana con el tipo de seguridad que traerá la paz en lugar de solo mantenerla", dijo el presidente en una ceremonia en la que se celebró el 8º aniversario del fallecimiento del expresidente Kim Dae-jung.

"También haré mis máximos esfuerzos para lograr muchas otras tareas, como la unidad nacional, eliminar los males sociales, la injusticia y disparidad, con un sentido de orgullo y responsabilidad de un Gobierno democrático", añadió Moon, calificando su Administración como la descendiente legítima y directa del expresidente.

Kim (1926-2009) es conocido por su política de acercamiento, "Política del Sol", para tratar con Pyongyang, que sentó las bases para una oleada de proyectos de reconciliación entre las dos Coreas en la década del 2000.

Moon dijo que su Gobierno logrará alcanzar la visión del expresidente para la reunificación con Corea del Norte basándose en la paz y seguridad.

El presidente dijo que logrará, sin falta, continuar ateniéndose al principio de que el país mismo es el principal protagonista para tratar los problemas de la península coreana.

Los comentarios de Moon tuvieron lugar en medio de la reducción de las tensiones entre Corea del Norte y Estados Unidos, después de que el Norte se retractara de su amenaza de lanzar misiles balísticos contra la isla estadounidense de Guam.

El presidente surcoreano ha reiterado su firme oposición a toda medida militar contra la península coreana, diciendo que no puede haber, nunca, otra guerra en la región.

Asimismo, el jueves pasado, cuando celebró 100 días desde que asumió el poder, Moon dijo que Estados Unidos, el único y fuerte aliado de Seúl, ha acordado no tomar ninguna medida, incluidas las militares, contra el país comunista sin discutirlo previamente con Corea del Sur.

paola@yna.co.kr

(FIN)

Inicio Subir