Go to Contents Go to Navigation

Nuestra página web usa cookies y otras tecnologías de recopilación de datos para optimizar los servicios. Se sobrentiende que, al mantener el acceso, el usuario da su consentimiento tanto a nuestra Política de Privacidad, como al uso de esas tecnologías. Ver más

El primer ministro ordena una inspección de seguridad alimentaria por temor a los huevos contaminados

Últimas noticias 17/08/2017 14:13
El primer ministro ordena una inspección de seguridad alimentaria por temor a los huevos contaminados - 1

Seúl ,17 de agosto (Yonhap) -- El primer ministro, Lee Nak-yon, ha ordenado este jueves al Gobierno realizar una inspección integral para asegurarse de que las gallinas y la comida procesada están a salvo de los huevos contaminados por insecticidas, aún después de que todos los huevos contaminados hayan sido eliminados del mercado.

Lee también dijo que el escándalo de los huevos podría controlarse para finales de esta semana, aunque se halló que los huevos de varias decenas de granjas estaban contaminados con productos químicos, incluidas aquellas que producen huevos ecológicos.

"Después de que el escándalo del insecticida termine y todos los suministros de huevos hayan sido normalizados dentro de esta semana, no deberíamos pensar que se ha acabado. Deberíamos realizar una inspección integral de todos los problemas relacionados", dijo Lee durante una reunión de coordinación de política gubernamental.

"Asimismo, tenemos que verificar si alguna comida procesada en la que se hayan usado huevos contaminados sigue en el mercado, si las gallinas están a salvo, y si hay alguna posibilidad de que los alimentos procesados que contienen huevos contaminados estén siendo suministrados para las comidas escolares", añadió.

Lee también ordenó al Gobierno tomar medidas para minimizar cualquier efecto negativo en la economía de Corea del Sur derivado de las crecientes tensiones comerciales entre Estados Unidos y China.

Las tensiones entre las dos mayores economías del globo han estado profundizándose a medida que el presidente de EE. UU., Donald Trump, ordenó una investigación sobre las prácticas de propiedad intelectual de China, después de meses de esfuerzos exitosos para captar la ayuda de Pekín en refrenar a Corea del Norte.

China respondió con ira, diciendo que no se sentará pasivamente si EE. UU. toma pasos que dañen sus lazos comerciales.

Alrededor de un 25 por ciento de las exportaciones totales de Corea del Sur se dirigen a China y cerca de un 13 por ciento a EE. UU., por lo que una confrontación comercial entre EE. UU. y China nunca puede ser un asunto de los demás, dijo Lee en una reunión de coordinación de política gubernamental.

Al mismo tiempo que se monitoriza estrechamente la situación, los ministerios de Estrategia y Finanzas y de Comercio, Industria y Energía y otras agencias deberían examinar qué otros efectos tendrá este asunto en la economía surcoreana y elaborar medidas de respuesta al respecto con antelación, subrayó.

jisooaw@yna.co.kr

(FIN)

Inicio Subir