Go to Contents Go to Navigation

Nuestra página web usa cookies y otras tecnologías de recopilación de datos para optimizar los servicios. Se sobrentiende que, al mantener el acceso, el usuario da su consentimiento tanto a nuestra Política de Privacidad, como al uso de esas tecnologías. Ver más

Seúl dice que es 'altamente posible' una resolución fundamental de los problemas norcoreanos

Últimas noticias 09/08/2017 22:12
El líder norcoreano Kim Jong-un inspecciona un misil en mayo de 2017. (Uso exclusivo dentro de Corea del Sur. Prohibida su distribución parcial o total) (Yonhap)

Seúl, 9 de agosto (Yonhap) -- Las tensiones alrededor de la península coreana siguen elevadas después de los dos recientes lanzamientos de prueba de misiles de Corea del Norte y su amenaza de arrasar Estados Unidos con misiles, según dijo un funcionario presidencial surcoreano bajo la condición del anonimato.

La fuente dijo que, sin embargo, la situación no supone una crisis, apuntando que la amenaza de Pyongyang podría tener varios propósitos pero no el de iniciar un enfrentamiento real.

El funcionario dijo no estar de acuerdo con las afirmaciones de que la península coreana se enfrenta a una crisis inminente.

Aunque asumió que la situación se está volviendo más grave debido a las reiteradas provocaciones de Corea del Norte, que muchos consideran provocaciones estratégicas, el funcionario explicó que el Gobierno surcoreano "está trabajando para resolver de una manera fundamental" los problemas nucleares y de misiles de Corea del Norte lo antes posible, añadiendo que se confía en que dicha posibilidad es "muy alta".

La fuente dijo que en su opinión la situación no ha alcanzado el estado de crisis, afirmando que se debería convertir en una oportunidad para superar la grave situación de seguridad.

Anteriormente en este miércoles, un portavoz no identificado del Ejército Popular Norcoreano (KPA, según sus siglas en inglés) dijo que Pyongyang está analizando cuidadosamente un plan operacional para atacar zonas alrededor de Guam con misiles balísticos de alcance intermedio Hwasong-12.

La amenaza tuvo lugar poco después de que el presidente estadounidense Donald Trump advirtiese a Corea del Norte de que sufrirá "fuego y furia" en caso de que continúe amenazando a Estados Unidos.

La fuente de la oficina presidencial surcoreana dijo que la declaración del KPA podía tener como objetivo desmoralizar a Corea del Sur y sus aliados e impulsar la solidaridad del pueblo norcoreano, y afirmó que Pyongyang debe darse cuenta de que la situación es cada vez menos favorable a sus intereses, por lo que instó al régimen norcoreano a responder con prontitud a las ofertas surcoreanas de diálogo.

felipe@yna.co.kr

(FIN)

Inicio Subir