Go to Contents Go to Navigation

(AMPLIACIÓN)- Los líderes de Corea del Sur, EE. UU. y Japón acuerdan endurecer las sanciones del CSNU contra Corea del Norte

Últimas noticias 07/07/2017 06:57

Seúl, 7 de julio (Yonhap) -- Los líderes de Corea del Sur, Estados Unidos y Japón acordaron cooperar para endurecer las sanciones de la comunidad internacional contra Corea del Norte por su reciente provocación de misil, según dijo este viernes la oficina presidencial surcoreana.

En la reunión trilateral entre el presidente surcoreano Moon Jae-in, el presidente estadounidense Donald Trump y el primer ministro japonés Shinzo Abe, mantenida en la víspera de la cumbre del Grupo de los 20 (G-20) que tendrá lugar en Hamburgo, Alemania, los tres líderes coincidieron en la importancia y la necesidad de intensificar la presión sobre Corea del Norte.

Moon Jae-in (izda.), Donald Trump (centro) y Shinzo Abe posan antes del inicio de su cumbre trilateral.

Hace unos días Corea del Norte realizó un lanzamiento de prueba de lo que dijo fue su primer misil balístico intercontinental (ICBM, según sus siglas en inglés), que según los expertos podría alcanzar territorio continental estadounidense en caso de ser tan efectivo como afirmó Pyongyang.

Moon, Trump y Abe acordaron que es necesario parar rápidamente el programa de misiles del Norte para evitar que siga avanzando, apuntando que Pyongyang parece haber logrado un progreso considerable, según la oficina presidencial.

La ministra surcoreana de Asuntos Exteriores, Kang Kyung-wha, dijo a los periodistas en Hamburgo que los tres líderes también acordaron tener en cuenta todos los medios disponibles para lograr que Corea del Norte regrese a la mesa de negociaciones.

Kang dijo que "los líderes de los tres países coincidieron en la importancia de parar rápidamente el avance de las capacidades de misiles nucleares de Corea del Norte, que están progresando aceleradamente tal como se vio en su afirmación de que el último misil era un ICBM".

En ese sentido, también se mostraron de acuerdo en la necesidad de considerar varios medios para llevar a Corea del Norte a la senda de desnuclearización, al mismo tiempo que se endurecen las sanciones y la presión contra las provocaciones norcoreanas, dijo Kang.

Los tres líderes recalcaron de nuevo la importancia de que China asuma un mayor papel para refrenar las crecientes capacidades nuclear y de misiles de Corea del Norte.

Kang explicó que Moon, Trump y Abe acordaron comunicarse con China y Rusia a través de foros bilaterales y multilaterales que tendrán lugar en la cumbre del G-20, incluida la cumbre del mismo día entre Pekín y Seúl, reconociendo la importancia del papel de China para lograr avances en el asunto norcoreano.

Según informaciones previas, Trump dijo que está estudiando "cosas bastantes serias" contra Corea del Norte.

La embajadora de Estados Unidos ante la ONU, Nikki Haley, dijo que su país está preparado para emplear la fuerza militar contra Corea del Norte en caso de ser necesario, aunque añadió que es preferible no ir en esa dirección.

En una cumbre bilateral mantenida anteriormente en Berlín entre Moon y el presidente chino Xi Jinping, ambos apuntaron que es necesario endurecer las medidas contra Corea del Norte pero con el único objetivo de hacer que Pyongyang regrese a la mesa de negociaciones para que el mundo pueda resolver de manera pacífica el problema nuclear norcoreano.

En la cumbre trilateral, Moon explicó su política de desnuclearización de Corea del Norte por fases, consistente en la reanudación de los diálogos después de que Pyongyang inicie su desnuclearización.

Moon también propuso reunirse con el líder norcoreano Kim Jong-un, parcialmente para discutir dicho proceso, en cualquier momento y lugar bajo las condiciones adecuadas.

Según la oficina presidencial surcoreana, en la reunión no se discutió el posible uso de la fuerza contra Corea del Norte.

El Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (CSNU) mantuvo una reunión de emergencia en Nueva York para discutir el reciente lanzamiento de misil norcoreano, pero no logró adoptar una reacción conjunta por las aparentes protestas de China y Rusia, dos naciones consideradas aliadas de Corea del Norte.

felipe@yna.co.kr

(FIN)

Inicio Subir