Go to Contents Go to Navigation

El despliegue completo del THAAD tardará más tiempo si se realiza un estudio del impacto medioambiental

Últimas noticias 02/06/2017 09:38
El consejero de seguridad nacional del presidente, Chung Eui-yong (foto de archivo)

Washington, 1 de junio (Yonhap) -- El despliegue completo del sistema de defensa antimisiles de Estados Unidos en Corea del Sur podría tardar más tiempo de lo esperado de realizarse una evaluación completa de su impacto sobre el medio ambiente, dijo, el jueves (hora local), el consejero de seguridad nacional del presidente, Chung Eui-yong.

El comentario de Chung, jefe de la Oficina de Seguridad Nacional, sugiere fuertemente que Seúl intenta llevar a cabo un estudio medioambiental a gran escala antes de desplegar las cuatro lanzaderas adicionales para la instalación de una batería del Sistema de Defensa Terminal de Área a Gran Altitud (THAAD, según sus siglas en inglés) estadounidense en el sur del país.

"Si vamos a realizar una evaluación del impacto medioambiental, creo que podría tardar más tiempo de lo esperado al principio", dijo Chung a los reporteros tras llegar a Washington para celebrar diálogos con los funcionarios estadounidenses sobre la próxima cumbre entre el presidente Moon Jae-in y el presidente de EE. UU., Donald Trump.

Chung también citó las palabras de Moon, pronunciadas durante una reunión con el senador estadounidense Dick Durbin, quien visitó Corea del Sur a comienzos de esta semana, sobre que hay una fuerte demanda entre el pueblo surcoreano para un estudio exhaustivo del medio ambiente.

La unidad del THAAD en Corea del Sur alcanzó su "capacidad operativa inicial" a finales de abril, después de que EE. UU. trajera dos lanzaderas a principios de marzo. Cuatros lanzaderas más llegaron desde entonces a Corea del Sur para ser incluidas en el sistema para el despliegue completo, con el fin de interceptar ataques de misiles norcoreanos.

La llegada de las cuatro lanzaderas adicionales ha emergido como un tema político principal en Corea del Sur, tras darse a conocer que el Ministerio de Defensa omitió intencionadamente el hecho en un informe a la oficina del nuevo jefe de Estado surcoreano, planteando las acusaciones de encubrimiento y haciendo que el presidente Moon expresara su frustración y ordenara una investigación sobre cómo tuvo lugar la omisión.

Durante la reunión del miércoles con Durbin, Moon enfatizó que la investigación es puramente un tema interno y no está dirigida a invertir la decisión de Seúl de albergar el sistema o enviar cualquier otro mensaje a Estados Unidos.

Chung también tiene previsto dar garantías similares en su reunión con su homólogo estadounidense, H.R. McMaster.

Según comentó Chung a los reporteros en Washington, está terriblemente mal que tal reporte importante fuese omitido, independientemente de si fue intencionado o una equivocación, y dijo que hay que corregirlo.

Chung dijo que la meta principal de su viaje es fijar la visita de Moon a EE. UU. y los temas de la cumbre con Trump.

jisooaw@yna.co.kr

(FIN)

Inicio Subir