Go to Contents Go to Navigation

Moody's: Es probable que Moon dé continuidad a la política económica

Seúl, 10 de mayo (Yonhap) -- La agencia global de calificación crediticia Moody's Investors Service dijo este miércoles que parece probable que el nuevo presidente de Corea del Sur, Moon Jae-in, dé continuidad a las políticas fiscal y económica.

Steffen Dyck, alto cargo de la agencia, dijo que podría haber un cambio en el foco puesto sobre las reformas estructurales en áreas como el mercado laboral y la seguridad social, pero afirmó que Moody's espera que las políticas fiscales no sufrirán cambios y seguirán guiadas por los principios de limitación del déficit al 3 por ciento del producto interior bruto (PIB) y el mantenimiento de la deuda del Gobierno por debajo del 45 por ciento del PIB.

Dyck también dijo que Corea del Sur tiene suficiente espacio fiscal para apoyar su economía ante posibles impactos negativos.

Durante la campaña electoral, Moon prometió destinar un presupuesto adicional para impulsar la economía, que se añadirá a los 440,5 billones de wones (388.000 millones de dólares) destinados a este fin en 2017.

Fitch Ratings, otra de las principales agencias de calificación, dijo que la política fiscal podría volverse más expansionaria bajo el nuevo Gobierno, citando la promesa de Moon de usar estímulos para favorecer la creación de empleos, aunque puntualizó que no es seguro que la Asamblea Nacional apruebe un mayor gasto del Gobierno si la economía sigue mejorando.

El banco de inversión Goldman Sachs, por su parte, dijo en un informe que probablemente Moon aumentará los impuestos, citando su intención de dar prioridad al gasto de 35,6 billones de wones (31.400 millones de dólares) anuales en creación de empleo y gasto social mediante recortes en otras áreas y mayores ingresos fiscales.

Dyck dijo que la elección de Moon elimina la incertidumbre causada por la transición política tras la destitución en marzo de la expresidenta Park Geun-hye por un escándalo de tráfico de influencias.

Respecto a los principales desafíos de la Administración de Moon, Dyck citó las reformas estructurales centradas en el mercado laboral, la reforma del sector público, la seguridad social, la reestructuración de los conglomerados empresariales y el rápido incremento de la deuda privada.

Dyck también dijo que las tensiones geopolíticas siguen siendo el mayor riesgo para Corea del Sur, aunque añadió que la agencia sigue considerando muy poco probable la posibilidad de un conflicto militar con Corea del Norte.

felipe@yna.co.kr

(FIN)

Inicio Subir