Go to Contents Go to Navigation

Nuestra página web usa cookies y otras tecnologías de recopilación de datos para optimizar los servicios. Se sobrentiende que, al mantener el acceso, el usuario da su consentimiento tanto a nuestra Política de Privacidad, como al uso de esas tecnologías. Ver más

(AMPLIACIÓN)- La instalación del equipamiento del THAAD está en proceso en medio de las protestas de los residentes

Últimas noticias 26/04/2017 11:28
Un remolque que transporta algunas piezas del THAAD entra, el 25 de abril de 2017, en un emplazamiento en Seongju, en el sureste de Corea del Sur.

Seúl/Seongju, Corea del Sur, 26 de abril (Yonhap) -- Las tropas estadounidenses en Corea del Sur han empezado a instalar el equipamiento de un sistema avanzado de defensa contra misiles en un emplazamiento situado en una región sureste del país, enfrentándose a las fuertes protestas de los residentes locales.

La operación imprevista se llevó a cabo solo seis días después de que el Gobierno surcoreano entregara el terreno a las Fuerzas Armadas Estadounidenses en Corea del Sur (USFK, según sus siglas en inglés) en Seongju, en la provincia de Gyeongsang del Norte.

Los dos aliados firmaron un acuerdo el año pasado para desplegar el Sistema de Defensa Terminal de Área a Gran Altitud (THAAD) en territorio surcoreano para ayudar a interceptar los misiles balísticos de Corea del Norte.

Seis remolques que se supone que transportan un radar avanzado del sistema del THAAD y otros elementos entraron en el sitio.

Las USFK no emitieron un comunicado sobre el delicado asunto, sino que el Ministerio de Defensa de Corea del Sur confirmó el inicio del despliegue a plena escala del THAAD.

El ministerio dijo que la operación, realizada en la madrugada, es para conseguir pronto la capacidad operativa, instalando algunos equipos disponibles en el sitio.

Las dos partes seguirán adelante con un estudio ambiental conjunto, requerido bajo el Acuerdo sobre el Estatuto de las Fuerzas (SOFA), y con la construcción de las instalaciones relacionadas, y planean poner la batería del THAAD en plena operación para finales de este año, añadió.

Cientos de residentes del pueblo, que protestan fuertemente contra la instalación del THAAD en el lugar, se enfrentaron a la policía.

Los piquetes ondearon pancartas con los lemas: "No THAAD, no guerra" y "¡Oíd, Estados Unidos! ¿Sois amigos o tropas de ocupación?".

Los residentes de Seongju, un pueblo tradicionalmente tranquilo conocido por el cultivo de melones, están preocupados de que el área se convierta en un blanco principal de los ataques de misiles norcoreanos.

El asunto del THAAD no es solo sobre la estrategia militar. El pueblo está dividido sobre si debe ser desplegado, en particular antes de las elecciones presidenciales del 9 de mayo.

El candidato favorito, Moon Jae-in, del liberal Partido Democrático, insiste en que la decisión controvertida del Gobierno de la presidenta destituida Park Geun-hye debe ser revisada por la próxima Administración.

Existe la especulación de que EE. UU. está acelerando el despliegue del THAAD a fin de hacerlo irreversible.

Por otra parte, China, el principal socio comercial y vecino de Corea del Sur, se opone al despliegue del THAAD en la península coreana.

Una batería del THAAD, diseñada para interceptar los misiles a gran altitud de Corea del Norte, está compuesta por seis lanzaderas montadas en camiones que transportan alrededor de 50 misiles interceptores (ocho por cada lanzadera), una unidad de control de tiro y comunicaciones y un radar AN/TPY-2.

felicidades@yna.co.kr

(FIN)

Inicio Subir