Go to Contents Go to Navigation

Nuestra página web usa cookies y otras tecnologías de recopilación de datos para optimizar los servicios. Se sobrentiende que, al mantener el acceso, el usuario da su consentimiento tanto a nuestra Política de Privacidad, como al uso de esas tecnologías. Ver más

La confianza del consumidor de Corea del Sur sigue entre las más bajas de la OCDE

Últimas noticias 24/04/2017 11:45
La confianza del consumidor de Corea del Sur sigue entre las más bajas de la OCDE - 1

Sejong, 24 de abril (Yonhap) -- El índice de confianza del consumidor de Corea del Sur ha mejorado en el primer trimestre del año, pero sigue permaneciendo aún entre los más bajos del bloque de mercados desarrollados, divulgó este lunes un informe de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE).

El índice de Corea del Sur para marzo se situó en 99,06, siendo el tercer mes en experimentar un aumento frente al 98,7 de enero y el 98,81 de febrero, según los principales indicadores económicos de la OCDE. Sin embargo, la cifra de marzo sigue quedándose por detrás de la media de los miembros de la OCDE de 100,56. Asimismo, sitúa a Corea del Sur en el antepenúltimo puesto entre los 32 países incluidos en el informe.

A fecha del mes pasado Turquía y Grecia se situaron por debajo de Corea del Sur, con 96,76 y 96,34, respectivamente.

Las medidas se basan en el índice de confianza del consumidor divulgado por los bancos centrales que fueron complementadas por otros indicadores relacionados para la comparación con los miembros de la OCDE. Una lectura superior a 100 indica que los consumidores esperan mejores días por llegar en su situación económica, mientras que una cifra inferior a 100 refleja pesimismo.

Los economistas locales citaron la reestructuración corporativa y la destitución de la presidenta como factores clave que afectaron negativamente a la confianza del consumidor. El índice se ha mantenido por encima del umbral en agosto, en 100,08, pero cayó cada mes hasta registrar casi la cifra más baja en ocho años en enero.

Las ventas minoristas se recuperaron a cierto nivel en febrero y las actividades de consumo parecieron mejorar en marzo, pero, según los economistas, hubo también un factor base procedente de las caídas seguidas en los meses anteriores.

Una falta de medidas en este año para inducir el gasto, como una disminución de los impuestos al consumo, fue también citada como un factor que perjudicó la confianza del consumidor.

El ingreso familiar mensual sigue permaneciendo estancado, con un escaso incremento de un 0,6 por ciento el año pasado en comparación interanual, la tasa de incremento más baja desde 2003.

jisooaw@yna.co.kr

(FIN)

Inicio Subir