Go to Contents Go to Navigation

Nuestra página web usa cookies y otras tecnologías de recopilación de datos para optimizar los servicios. Se sobrentiende que, al mantener el acceso, el usuario da su consentimiento tanto a nuestra Política de Privacidad, como al uso de esas tecnologías. Ver más

El KDI eleva el pronóstico de crecimiento económico surcoreano en 0,2 puntos porcentuales hasta el 2,6 por ciento

Últimas noticias 18/04/2017 16:46
El KDI eleva el pronóstico de crecimiento económico surcoreano en 0,2 puntos porcentuales hasta el 2,6 por ciento - 1

Sejong, 18 de abril (Yonhap) -- El Instituto de Desarrollo de Corea del Sur (KDI, según sus siglas en inglés) ha elevado este martes su pronóstico de crecimiento económico para Corea del Sur de este año, en 0,2 puntos porcentuales, hasta el 2,6 por ciento, gracias a la recuperación de la economía mundial y el aumento de las exportaciones.

"Hemos elevado el pronóstico para la economía de 2017 hasta el 2,6 por ciento, dado que las exportaciones mejoraron a un ritmo más acelerado de lo estimado, respaldado por la recuperación de la demanda mundial y dado que se estima que las inversiones mantengan su tendencia al alza", dijo Kim Seong-tae, investigador jefe del KDI, durante una conferencia de prensa.

Sin embargo, Kim dijo que el crecimiento no significa que la economía haya adquirido un impulso para su repunte, solo significa que los riesgos negativos han sido mitigados hasta cierto punto gracias al ligero repunte de la economía mundial.

En su previsión anterior, de diciembre de 2016, el KDI dijo que estimaba un crecimiento económico en Corea del Sur del 2,4 por ciento para el 2017, por lo que esta supone la primera vez que el instituto aumenta su predicción desde noviembre de 2013.

Se estima que la economía surcoreana registre para el 2018 un crecimiento del 2,5 por ciento, debido, principalmente, a una debilitada inversión en instalaciones y construcción.

El informe del KDI tiene lugar mientras se muestran datos económicos positivos para la cuarta economía asiática, elevando las esperanzas de que la economía nacional haya entrado en un ciclo positivo, respaldado por el crecimiento de las exportaciones y la recuperación de la demanda interna.

Las exportaciones mostraron un incremento durante los últimos cinco meses consecutivos, en particular en el sector de los semiconductores, lo que también condujo al aumento de las inversiones en instalaciones.

Las ventas minoristas también se elevaron un 3,2 por ciento intermensual en febrero, lo que supone un repunte con respecto al continuo descenso registrado entre noviembre de 2016 y enero de 2017.

Por otro lado, el Banco de Corea (BOK), también incrementó la semana pasada su previsión de crecimiento para este año, del 2,5 al 2,6 por ciento.

El KDI dijo que todas las exportaciones, el principal motor económico de Corea del Sur, aumentarán un 4 por ciento este año, lo que supone un cambio considerable con respecto al descenso del 6,4 por ciento registrado en 2016.

Mientras tanto, se estima que las inversiones en instalaciones repunten un 4,3 por ciento interanual, mientras que la inversión en construcción se desacelerará, aumentando un 6,4 por ciento en 2017, un descenso con respecto al aumento del 10,7 por ciento en 2016.

Se prevé que el consumo privado, el principal motor de crecimiento económico, se incremente un 2 por ciento este año, ligeramente por debajo del 2,5 por ciento del año previo, debido al disminuido efecto de las medidas gubernamentales para inducir al consumo.

Sin embargo, el KDI señaló que el crecimiento económico se enfrentará a mayores presiones por las crecientes incertidumbres en el país y en el extranjero, cuando el proteccionismo comercial se propague de forma generalizada en los países desarrollados, y también debido a las provocaciones norcoreanas.

Según el instituto, pese a la modesta recuperación económica, las autoridades fiscales deben cumplir un mayor papel en impulsar la economía ante los riesgos potenciales tanto externos como internos, y la política monetaria precisa mantener una postura expansionista este año hasta que la inflación alcance el índice objetivo.

El BOK dijo previamente que su objetivo de inflación es el 2 por ciento, pero los precios al consumidor se situaron cerca del 1 por ciento en 2016, debido, principalmente, a los bajos precios del petróleo.

El KDI estima que la inflación se sitúe en el 1,8 por ciento en 2017, pero que descienda hasta el nivel medio del 1 por ciento al año siguiente, dado que se prevé que los precios del petróleo se sitúen cerca de los 54 a 58 dólares durante los dos años.

El instituto solicitó redoblar las regulaciones de los préstamos bancarios a fin de abordar la creciente deuda familiar, que superó los 1,3 billones de wones (1,14 billones de dólares) este año.

paola@yna.co.kr

(FIN)

Inicio Subir